Etiqueta: cambio climático

Será que nos ablanda este tiempo de largo festivo

Hoy, quizás porque pasamos por días de interminable fiesta frontera entre un año que acaba con el que próximo que comienza, voy a pasear con las palabras por un camino algo diferente. ¿Por qué parece irremediable y hasta crucial el pésimo tiempo de enfrentamiento político (crispación) que venimos soportando? Bueno, Seguir leyendo

La democracia cercada

Reivindicar y proteger nuestro sistema democrático y los pilares de sus grandes instituciones es tan urgente – quizás más – como combatir el cambio climático, de nuevo en agónico debate de apremio en la Cumbre del Clima de Egipto (COP27), que se celebra estos días en el país africano. Octubre Seguir leyendo

La bomba

La sensación generalizada en nuestro ultimísimo tiempo transmite que cada día que pasa sabemos menos cosas; la incertidumbre – con el miedo a la grupa – es nuestra única certeza. Aquello que parece verdad una mañana acaba transformado en patraña a primera hora de la tarde. El científico fiable por Seguir leyendo

Y Glasgow parió un ratón

Paula Nevado

Hemos leído los últimos días que la mayor delegación desplazada hasta la COP 2021 de Glasgow ha sido la formada por los grupos de presión, y afines, que defienden a los productores y distribuidores de combustibles sucios: carbón, petróleo, nuclear y derivados. Se ha escrito que han llegado a las Seguir leyendo

No es lo mismo calentamiento global que calentura política

Paula Nevado

El mundo celebra una nueva conferencia mundial al objeto de tomar medidas contra el calentamiento global del planeta. Ahora, la discusión se ha trasladado a la ciudad británica de Glasgow. No hemos salido de la pandemia cuando, ansiosa, nos espera la otra gran amenaza del calentamiento de la Tierra. Preocupados Seguir leyendo

¿Otra guerra después de dar la batalla a la COVID?

Paula Nevado

Al hablar de este tiempo de crisis eterna y otros acontecimientos mayores, el poeta Sánchez Rosillo afirma en El País que todo es estupor, “que el estupor paraliza”. Es cierto, aunque ese tiempo del asombro ya pasa; las sorpresas cada día dejan de serlo porque las astracanadas se repiten. La Seguir leyendo

La intimidad, ese gas muerto

Paula Nevado

El gran gurú – en realidad, ya un hombre sabio – asegura sin la más mínima mueca de ironía que si queremos evitar ser observados, seguidos o espiados no tengamos teléfono móvil, o no lo abramos nunca. Bien mirado es una observación, o mejor, un hallazgo de tanto calibre como Seguir leyendo

Medio ambiente: asignatura mayor

Paula Nevado

Hablo de memoria y puede que baile algún nombre o fecha, pero no creo estar equivocado en el fondo. La primera persona nombrada con rango de Directora General de Medio Ambiente en un Gobierno de la Nación fue Concepción Sáez. Sucedió en el primer gobierno de Felipe González y fue Seguir leyendo

Verde que te quiero verde

Paula Nevado

“Verde que te quiero verde”. Lorca siempre presente. Un siglo de moda y lo que te rondaré. Estos últimos días del año, Madrid es la capital del mundo del clima. El azar (Chile no pudo organizar la Cumbre del Clima), la decisión política (Pedro Sánchez tuvo la intuición y los Seguir leyendo

Naturaleza y furia

Paula Nevado

Esta mañana, desayunaba un buen plato de granada desmenuzada, una raja de melón, tostada montada de jamón york y café con leche. En tiempo de ventanas abiertas como en el que nos deslizamos, se cuela a menudo la voz de la radio vecina. La Ser se hacía eco del enésimo Seguir leyendo

Cerrar

Acerca de este blog

Este blog nace de la necesidad de contar algo, por insignificante que sea, sobre todo aquello que me interesa o inquieta y que casi siempre tendrá relación con la comunicación humana en su sentido más amplio.

La política, la economía, las artes, los placeres de la vida, como la gastronomía, el cine o la literatura tienen aquí cabida. El mundo actual en crisis se ha convertido en una noria de opiniones libérrimas, con frecuencia desencajadas, que se afanan en la crítica feroz más que en tejer futuro.

Los líderes sociales de aquí y allá, lo admitan o no, se han quedado sin respuestas. Continúan sus tareas con torpeza ayudados por viejas recetas que abandonan de inmediato porque ninguna le sirve.

En esta especie de equivocación colectiva en la que estamos embarcados, este bloguero sólo pretende vivaquear en nuestro azaroso caminar a tientas con la pretensión de encontrar en alguna ocasión esa pepita de luz que nos recuerde que la esperanza es la emoción humana más necesaria de recuperar en este tiempo.