De cañas con el bicho

Paula Nevado
Fotografía: Paula Nevado

Pasado el domingo de resurrección sin corridas de toros (Ayuso, esa se te ha pasado) y hoy lunes de Pascua cerrando maletas en aquellos territorios que devoran la mona, parece necesario preguntarse qué tal ha ido la semana de tradicional luto religioso y de jolgorio general en la España de la covid. Las vacunas y los millones de no vacunados han dominado las cabeceras de informativos. Tan duro ha sido el repaso dado a nuestro lento pinchazo de la salvación que hasta la Comunidad de Madrid hubo de aparecer para ponerse a la contra de la avalancha informativa y proclamar que esta Comunidad no da un pinchazo en días festivos, que pasada la Pascua verán ustedes cómo vuelan agujas. Y se llevó los titulares una vez más como casi siempre. Ayuso está en racha.

Pero este no ha sido su único trofeo mediático obtenido en el juego de feriantes alobados que se ha convertido la nueva política; en realidad, la semana santa de la covid la ha colmado de trofeos. Cada chiste, meme, vídeo furtivo, foto periodística de éxito (enhorabuena, Olmo Calvo) o imágenes de gigantes aglomeraciones terraceras madrileñas, la reportan “un esportón de votos”, como decía al oído y muy bajito el capataz del señorito cacique y candidato en aquella filfa democrática que fue nuestra restauración borbónica. Los gabachos bebedizos de la Francia confinada y los italianos del Trastevere chiuso, también. Hasta el aeropuerto de Barajas – transformado en una sucursal del Zendal – llegan multitudes que son recibidas con un: “No se preocupe usted si no trae papeles, nosotros se los damos en diez minutos”.

 

“Los comunistas deben de estar temblando”.

 

En Madrid se respira libertad, eso es. Por primera vez en la historia que se conozca, un partido político cumple su oferta electoral antes incluso de haberse celebrado las elecciones. Ayuso arrolla”, es el titular que proporcionan las encuestas que, de manera pautada, ofrecen los medios de comunicación que llevan a Ayuso en andas (¿bajo palio pronto?). Los comunistas deben de estar temblando, y los socialistas también: ¡Mira que poner de candidato a un filósofo, que además es un soso!

Su mojiganga electoral, con todo, es pura copia – burda y en sepia – de la verbosidad del Berlusconi de los años noventa y posteriores; aquel que, criticando con ferocidad y entre risas al comunismo, sus pompas y sus obras, no necesitaba presentar programa político alguno. Llegó al poder negando al contrario, gaseándolo con unas mentiras que convirtió en moda.

 

“Pasar todos los días por las ascuas de la covid es too much”.

 

Ahora pocos recuerdan aquello, aunque nada podemos reprocharles; en realidad, aunque su creador aún intrigue en la formación de los gobiernos de Italia, nos hemos olvidado del berlusconismo como de casi todo lo pasado recientemente. Pasar todos los días sin faltar uno por las ascuas encendidas de la covid es too much, que dicen los ingleses.  A millones de humanos, el mundo se les agrieta bajo los pies y en “el horizonte solo distinguen el rayo”. Demasiado tiempo de duelo. Y los hospitales de guerra que no  levantan.

Tras la inundación de palabras de médicos, virólogos, inmunólogos y no digamos youtubers (en Andorra o no), llega la ola de la depresión y la angustia: menos gripe y más ansiolíticos. “Cuándo me vacunarán”, es la pregunta recurrente. El desequilibrio emocional camina por las aceras en silencio aunque aullando en sus adentros. “¡Vete al médico!”, espetó un diputado al colega de otro partido que pidió ayuda para ellos en el Congreso.

Pero qué requetebién se está en la terraza al solecito tomando la cerveza o un combinado. Así se saca España adelante y no aplaudiendo en el balcón todos los días a las ocho de la tarde. Qué obtuvieron de aquello. Una segunda oleada de infecciones y una tercera. ¿Cuatro, quizás?

PAULA NEVADO
A Paula Nevado, su inquietud y sensibilidad familiar, le han llevado a formarse en diferentes disciplinas creativas y trabajos artesanales. Desde hace años se las tiene con la luz y sus caprichos para adobar con ellos las imágenes que le interesan. Con esta colaboración traslada de manera abierta la búsqueda del mundo que solo puede capturar su ojo. Puedes seguir su trabajo en Instagram: @paula_nevado

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Cerrar

Acerca de este blog

Este blog nace de la necesidad de contar algo, por insignificante que sea, sobre todo aquello que me interesa o inquieta y que casi siempre tendrá relación con la comunicación humana en su sentido más amplio.

La política, la economía, las artes, los placeres de la vida, como la gastronomía, el cine o la literatura tienen aquí cabida. El mundo actual en crisis se ha convertido en una noria de opiniones libérrimas, con frecuencia desencajadas, que se afanan en la crítica feroz más que en tejer futuro.

Los líderes sociales de aquí y allá, lo admitan o no, se han quedado sin respuestas. Continúan sus tareas con torpeza ayudados por viejas recetas que abandonan de inmediato porque ninguna le sirve.

En esta especie de equivocación colectiva en la que estamos embarcados, este bloguero sólo pretende vivaquear en nuestro azaroso caminar a tientas con la pretensión de encontrar en alguna ocasión esa pepita de luz que nos recuerde que la esperanza es la emoción humana más necesaria de recuperar en este tiempo.