La debilidad extrema de Casado

Paula Nevado
Fotografía: Paula Nevado

El PP ha entrado en una cainita y muy ruidosa disputa interna por el poder. Los mínimos laureles obtenidos por Pablo Casado en su agotadora Convención de Valencia se han marchitado la última semana. Así que, en el próximo futuro, no conoceremos encuestas encargadas por Génova 13, esos bien cocinados números que mostraban cómo la labor opositora dinamitera del presidente popular tanto rentaban. Casado y el PP entran en un invierno de frío y barro.

La verdad, no obstante, es que la actual disputa no viene causada por hechos o acontecimientos nuevos. Se trata, una vez más, del temor del palentino a que Díaz Ayuso le birle la silla presidencial.  O eso confirma en privado su equipo (¡vaya tropa!). ¿Y por causa de la ambición de la presidenta de Madrid – que sería legitima en todo caso – se pone al frente de esta batalla interna? ¿Quién le asesora, un grupete de piernas? ¿O es, sin más, su pavor el que le lleva a defender la puerta del palacio? ¿No es consciente, además, de que este episodio político tan llamativo y cruel despierta de nuevo expectativas y apetencias en no pocas baronías autonómicas, donde le quieren bien poco y que en silencio observan su grave torpeza?

 

“Un Casado débil y discutido dentro y fuera del PP”.

 

La dramatización a la que lleva Génova 13 el conflicto interno incrementa de forma muy notable su gravedad. Será por ello que hayan hecho saber que su gran preocupación no se debe a que Díaz Ayuso aspire ya a la presidencia del PP de Madrid, sino porque desde esa atalaya, que tanto horizonte domina y poder retiene, acometerá el asalto del partido si Pablo Casado no alcanza la Moncloa tras las próximas elecciones generales. A eso se llama guerra preventiva, actividad en la que, por otra parte, el PP tiene gran experiencia.

Además, esta confrontación se da en la Comunidad de Madrid, donde Díaz Ayuso tiene más posibilidades de victoria. Un Casado débil y discutido dentro y fuera del PP, fuera de la Moncloa y solo con la magra ayuda del alcalde de Madrid – a quien ha obligado a zambullirse en el enredo – tiene pocas posibilidades de victoria. Ha puesto en la tesitura de elegir entre papá y mamá a la mayoritaria prensa conservadora de Madrid, que les apoya sin fisuras hasta ahora, y el empresario madrileño votó en masa por Díaz Ayuso en las autonómicas de mayo.

 

“El trance que enfrenta a los populares es cosa de dos”.

 

Las encuestas para uso interno que unos y otros manejan los últimos días indican que Pablo Casado es arroyado en Madrid (no tiene nada que hacer) por la presidenta que, a estas alturas, además, vuela fuera de la capital y obtiene mayor favor que él entre el electorado nacional del PP y claramente en el de Vox.

Teodoro García Egea, el general secretario destinado por Casado para conducir sobre el terreno esta batalla, quedó desactivado cuando Díaz Ayuso anunció que le había bloqueado su whatsapp. El difícil trance que enfrenta a los populares es ya cosa de solo dos por la torpeza enorme de Casado. Ni uno ni otro pueden esperar ayudas externas importantes. Están, claro, los medios de comunicación y los “amigos” de unos y otros con poder y recursos. A los primeros, les obligan a elegir entre papá y mamá; y es bien sabido que mamá, al frente de un gobierno con recursos, tiene mayor capacidad para el mimo y los convenios de colaboración.  Y qué decir de gran parte del empresariado madrileño: Díaz Ayuso, por el momento, es la niña de sus ojos.

PAULA NEVADO
A Paula Nevado, su inquietud y sensibilidad familiar, le han llevado a formarse en diferentes disciplinas creativas y trabajos artesanales. Desde hace años se las tiene con la luz y sus caprichos para adobar con ellos las imágenes que le interesan. Con esta colaboración traslada de manera abierta la búsqueda del mundo que solo puede capturar su ojo. Puedes seguir su trabajo en Instagram: @paula_nevado

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Cerrar

Acerca de este blog

Este blog nace de la necesidad de contar algo, por insignificante que sea, sobre todo aquello que me interesa o inquieta y que casi siempre tendrá relación con la comunicación humana en su sentido más amplio.

La política, la economía, las artes, los placeres de la vida, como la gastronomía, el cine o la literatura tienen aquí cabida. El mundo actual en crisis se ha convertido en una noria de opiniones libérrimas, con frecuencia desencajadas, que se afanan en la crítica feroz más que en tejer futuro.

Los líderes sociales de aquí y allá, lo admitan o no, se han quedado sin respuestas. Continúan sus tareas con torpeza ayudados por viejas recetas que abandonan de inmediato porque ninguna le sirve.

En esta especie de equivocación colectiva en la que estamos embarcados, este bloguero sólo pretende vivaquear en nuestro azaroso caminar a tientas con la pretensión de encontrar en alguna ocasión esa pepita de luz que nos recuerde que la esperanza es la emoción humana más necesaria de recuperar en este tiempo.