Cajas

El vuelo de las cajas de ahorros en busca de mejor nidal aspira a concluir pronto. El Banco de España, ejecutor y supervisor de este proceso de encuentros financieros, quiere llegar al turrón navideño con los papeles firmados. A tal fin, presiona y achica espacios de manera rabiosa, aunque casi siempre en silencio. El penúltimo apretón de manos entre cajas coloca a Cajasol en el SIP Banca Cívica que agrupa a Caja Navarra, Caja Canarias y Caja Burgos.

La noticia de la decisión final de la entidad sevillana viene unida a una conclusión bien sonora: adiós a la caja única andaluza. El sueño de Chaves y la ambición de Medel se convierte a la postre en la derrota de Griñán. Pero no todo es tan tremendo. Ninguna caja andaluza se ha deslocalizado, continúan operando en el mismo territorio de siempre, aunque si sus dirigentes y los responsables políticos pertinentes hubieran actuado con la inteligencia y el desprendimiento necesarios el resultado hubiera sido otro. Por ejemplo, UNICAJA, la gran entidad andaluza, una de las primeras financieras por solvencia de España y mejor gestionadas, era por naturaleza la llamada a ser el centro de la concentración financiera andaluza. Y así se propuso ella misma. Pero fue llevada a pelear con una mano atada a la espalda, o sea, lidiar con los dos grandes fracasos financieros españoles, la caja manchega y CajaSur. Y como los malagueños sólo «pagan la burra por lo que vale» no quedaron atrapados en semejantes atolladeros. Hoy, cuando la nueva vida de cajas andaluzas parece orientada, es UNICAJA la que permanece en espera y alerta, eso sí, con las manos más libres que nunca. Sólida y prestigiada, los movimientos que puede hacer, sin embargo, están contados aunque sean gustosos. Son las cajas vascas y la gran aragonesa. Poco más. Podría quedarse como está pero en este menester el tamaño sí que importa. El Banco de España no quiere entidades con menos de 80 ó 100 mil millones de euros de recursos propios. A lo mejor la gran caja andaluza era esto, la suma de entidades sin graves problemas y algunos proyectos distintos al de sobrevivir.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Cerrar

Acerca de este blog

Este blog nace de la necesidad de contar algo, por insignificante que sea, sobre todo aquello que me interesa o inquieta y que casi siempre tendrá relación con la comunicación humana en su sentido más amplio.

La política, la economía, las artes, los placeres de la vida, como la gastronomía, el cine o la literatura tienen aquí cabida. El mundo actual en crisis se ha convertido en una noria de opiniones libérrimas, con frecuencia desencajadas, que se afanan en la crítica feroz más que en tejer futuro.

Los líderes sociales de aquí y allá, lo admitan o no, se han quedado sin respuestas. Continúan sus tareas con torpeza ayudados por viejas recetas que abandonan de inmediato porque ninguna le sirve.

En esta especie de equivocación colectiva en la que estamos embarcados, este bloguero sólo pretende vivaquear en nuestro azaroso caminar a tientas con la pretensión de encontrar en alguna ocasión esa pepita de luz que nos recuerde que la esperanza es la emoción humana más necesaria de recuperar en este tiempo.