Conversación o desorden

Paula Nevado
Fotografía: Paula Nevado

Cerramos 2019 con la herida catalana más sangrante que nunca. Ahora, es la sentencia del TJUE, que permite a Puigdemont y Comín obtener el acta de parlamentarios europeos y a Junqueras orientado hacia el mismo camino que el Tribunal Supremo trata de desbrozar jurídicamente, pues la máxima instancia judicial europea (una institución que gana poder y prestigio al mismo nivel que el BCE) dictamina que “solo” es exigible “el voto del electorado” para que un candidato al Parlamento Europeo se convierta en eurodiputado con plenitud de potestades, también la inmunidad.

Esta sentencia histórica, que hará cambiar la práctica totalidad de la legislación electoral de los 27 Estados que conforman la UE no sin gran revuelo y notables posicionamientos en contra, nos retrotrae de forma sorpresiva, y diríamos que refrescante, a la raíz misma de los valores democráticos primarios: la única condición para representar al pueblo es que éste te vote. No más requisitos. Pero nuestras maduras democracias liberales, con el paso del tiempo, han venido disponiendo condiciones a este principio tan cristalino. Uno de ellos, en el caso español, es que todos los representantes electos han de prometer o jurar la Constitución. Pues bien, el TJUE también lo elimina.

Este fallo, impecablemente anillado con los más claros principios democráticos, viene a ser ahora, en cambio, agua de mayo para el separatismo catalán y un notable incordio para las grandes instituciones españolas, y no digamos para numerosos países comunitarios (es de imaginar que los Orbán, Kaczynski o Salvini varios no estarán muy contentos, como buena parte de la derecha conservadora y también otros socialdemócratas alcanzados por la esclerosis política tras tantas décadas de contorsionismo). Y España tiene que encajarlo en escasos días si quiere dar salida de una vez por todas a un gobierno con todas sus potencialidades.

Pero puede ser el principio de otras secuelas no queridas. El secesionismo catalán pasa de ser noticia más o menos atendida en Europa (en todo caso, bastante más de lo que se nos trasmite) a formar parte de su institución parlamentaria y convertirse muy pronto en un problema para la UE (¿o en una oportunidad para otros?), pues pasa a ser progresivamente un asunto europeo, que no interno español, como la mayoría aún cree y proclama.

 

«Nos resta como mejor remedio el diálogo político.»

 

Por ello, que el próximo gobierno amanezca anunciando diálogo con los representantes políticos del nacionalismo separatista, no solo no es un error, sino quizás la única forma de ir encauzando la grave crisis abierta en España.

Los nacionalistas de todo cuño tienen la tendencia de apelar a la Historia (la mítica y mentirosa sobre todo) para justificar sus posiciones extremas de ruptura y afianzar con ella sus discursos nativistas.  Lejos de esa Historia espuria, hoy atravesamos por otra de grandes cambios sociales, económicos y políticos que llaman a las rupturas y la solidaridad entre los insatisfechos.

Europa es un club inundado de problemas nacionales y regionales (hagamos si no rápida memoria de lo que ocurre ahora) recorrido por múltiples grupos de airados buscando refugio en la “memoria de lo que un día fueron” o en lo que siempre “han soñado ser”. Dicho de manera clara, el separatismo político catalán puede encontrar aliados en Europa a poco que nuestro continente continúe su degradación política y económica. Y esa posibilidad, o no está prevista o acaso ni se quiere imaginar.

Nos resta como mejor remedio el diálogo político. Porque se olvida con facilidad que el problema territorial español es casi el único demonio de enjundia que queda si no por solucionar, al menos por aquietar. El palo y tentetieso solo conduciría a mayor desorden o algo aún más grave.

PAULA NEVADO
A Paula Nevado, su inquietud y sensibilidad familiar, le han llevado a formarse en diferentes disciplinas creativas y trabajos artesanales. Desde hace años se las tiene con la luz y sus caprichos para adobar con ellos las imágenes que le interesan. Con esta colaboración traslada de manera abierta la búsqueda del mundo que solo puede capturar su ojo. Puedes seguir su trabajo en Instagram: @paula_nevado

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Cerrar

Acerca de este blog

Este blog nace de la necesidad de contar algo, por insignificante que sea, sobre todo aquello que me interesa o inquieta y que casi siempre tendrá relación con la comunicación humana en su sentido más amplio.

La política, la economía, las artes, los placeres de la vida, como la gastronomía, el cine o la literatura tienen aquí cabida. El mundo actual en crisis se ha convertido en una noria de opiniones libérrimas, con frecuencia desencajadas, que se afanan en la crítica feroz más que en tejer futuro.

Los líderes sociales de aquí y allá, lo admitan o no, se han quedado sin respuestas. Continúan sus tareas con torpeza ayudados por viejas recetas que abandonan de inmediato porque ninguna le sirve.

En esta especie de equivocación colectiva en la que estamos embarcados, este bloguero sólo pretende vivaquear en nuestro azaroso caminar a tientas con la pretensión de encontrar en alguna ocasión esa pepita de luz que nos recuerde que la esperanza es la emoción humana más necesaria de recuperar en este tiempo.