Pedro Sánchez: todo sigue igual, o peor

Paula Nevado
Fotografía: Paula Nevado

Gana Pedro Sánchez, pero su decisión de convocar nuevas elecciones está a punto de hacer descarrilar un gobierno de centro izquierda en España. Las grandes novedades de los comicios son el extraordinario avance de Vox  (+28) y el derrumbe de Ciudadanos (-47).

El viaje fracasado de Pedro Sánchez, cuando buscaba una mejor posición electoral que le permitiera gobernar sin UP, ha traído, además, una mayor radicalización del espacio político, y por tanto de las Cámaras legislativas. Más Vox, más nacionalismo extremo, más fragmentación política y electoral (Teruel Existe). Tras su viaje más temerario ya no le queda más opción que intentar formar gobierno, sí o sí, cuando los números no han mejorado para él, sino al contrario, y políticamente está en peor situación.

En las últimas semanas, se difundió en amplios ambientes políticos, periodísticos y económicos la imperiosa necesidad de un acuerdo de socialistas con populares para hacer frente a los graves retos que tiene ante sí (y aplazados) España. De alguna manera se recuperaba el tiempo de los acuerdos fallidos de socialistas con Ciudadanos. Pero no parece posible, aunque uno y otro partido juguetearán con esa posibilidad de manera táctica y no real los próximos días tratando de que sea el otro quien diga no. Vox muerde los talones al PP y este partido «se incinerará» si permite un gobierno de Sánchez con su abstención y, aún más, si llega a acuerdos de Estado: Cataluña, presupuestos, política exterior…

A Pedro Sánchez no le queda más remedio que volver a la casilla de salida del junio pasado, con el inconveniente de que ahora le costará (tendrá que ceder más) formar gobierno. Sus posibles socios están algo más que ofendidos con él y ya no tiene la escapada de unas terceras elecciones: se estrellaría con su partido.

Pero aún cuando forme gobierno de coalición, tendrá una oposición más difícil con unos partidos de derecha y extrema derecha combatiendo por el liderazgo en el terreno que decidirá Vox, el partido estrella de estos comicios, el que mejor ha capitalizado el malestar del momento, que se llama Cataluña, y la desafección política tan acusada sobre todo tras la disolución de las cortes y la convocatoria de nuevas elecciones.  El problema catalán no remitirá, al contrario, se recrudece. El fallo del Tribunal Supremo y la cascada de violencia sobrevenida, y no rechazada por el nacionalismo separatista, le ha dado más votos y una representación en la Carrera de San Jerónimo con mayor número de extremistas. El gobierno que pueda salir tras las elecciones de ayer no tiene otra opción que enfrentarse a la cuestión con la mayor urgencia. Es el problema de España y el causante principal de nuestra radicalización y también nuestra postración.

Por lo demás, nuestro país se suma también a la ya larga nómina de países europeos con una extrema derecha fuerte, que debilita y quiebra la tradicional representación política conservadora, y encona el debate público y puede que la convivencia ciudadana. El quebradero de cabeza de Pablo Casado también es grande, pues la disputa que mantenía con Rivera por el liderazgo en su espacio ideológico pudiera ser un juego de niños al enfrentarse con “los chicos feroces” de Santiago Abascal.

La España vacía (vaciada) se ha hecho notar e irá a más. El enorme logro de conseguir un diputado la Agrupación Electoral “Teruel  existe” dará la pista para seguir a varios más. Pedro Sánchez y los demás partidos estatales tienen otra urgencia que atender. Vistos los resultados del 10-N, no parece una ocurrencia que Sánchez anunciara en el debate del pasado lunes la creación de un Ministerio para la España despoblada.

PAULA NEVADO
A Paula Nevado, su inquietud y sensibilidad familiar, le han llevado a formarse en diferentes disciplinas creativas y trabajos artesanales. Desde hace años se las tiene con la luz y sus caprichos para adobar con ellos las imágenes que le interesan. Con esta colaboración traslada de manera abierta la búsqueda del mundo que solo puede capturar su ojo. Puedes seguir su trabajo en Instagram: @paula_nevado

Artículos relacionados

Un comentario en “Pedro Sánchez: todo sigue igual, o peor”

  1. O sea con ese Ministerio, el mismo problema, no sé cuantos observatorios, un aparato administrativo sin competencias y más razones a VOX de una pandilla que se reproduce a costa de los ciudadanos sin más fin que mantenerse a si misma.
    Olé por los políticos profesionales de esta hornada meros aparatchiks a lo que el jefe diga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Cerrar

Acerca de este blog

Este blog nace de la necesidad de contar algo, por insignificante que sea, sobre todo aquello que me interesa o inquieta y que casi siempre tendrá relación con la comunicación humana en su sentido más amplio.

La política, la economía, las artes, los placeres de la vida, como la gastronomía, el cine o la literatura tienen aquí cabida. El mundo actual en crisis se ha convertido en una noria de opiniones libérrimas, con frecuencia desencajadas, que se afanan en la crítica feroz más que en tejer futuro.

Los líderes sociales de aquí y allá, lo admitan o no, se han quedado sin respuestas. Continúan sus tareas con torpeza ayudados por viejas recetas que abandonan de inmediato porque ninguna le sirve.

En esta especie de equivocación colectiva en la que estamos embarcados, este bloguero sólo pretende vivaquear en nuestro azaroso caminar a tientas con la pretensión de encontrar en alguna ocasión esa pepita de luz que nos recuerde que la esperanza es la emoción humana más necesaria de recuperar en este tiempo.