Etiqueta: moción de censura

Hablar para hablar

Paula Nevado

Hoy lunes 9 se encuentran en el Palacio de La Moncloa Pedro Sánchez y Quim Torra. La reunión tiene morbo. La altísima crispación que levantó el procés en los últimos meses llevó a pensar a la mayoría que el gesto rutinario de hablar en política no se llegaría a producir Seguir leyendo

Las manos que hablan

Paula Nevado

La madrugada del viernes 29 alumbraba en Bruselas un principio de acuerdo, o mejor un compromiso, para dar una respuesta europea a la nueva crisis migratoria que nos llega de África y Asia. Los feroces italianos en el gobierno de Roma – que en su Parlamento y ante la prensa utilizan Seguir leyendo

La importancia del jefe de prensa

Paula Nevado

Pedro Sánchez continúa asombrando con la formación de su gobierno. Sus lecturas son múltiples y la mayoría, positivas. Los medios de comunicación y analistas políticos (también la opinión pública) las vienen resaltando los últimos días: la amplia mayoría de mujeres en el Consejo, que continúa haciendo crecer la marea, ojalá Seguir leyendo

Pedro Sánchez: la mente de un deportista

Paula Nevado

Hace algo menos de dos años pregunté a un compañero de Pedro Sánchez, que jugó al baloncesto con él durante bastante tiempo, qué nota de su carácter destacaría. “Su tozudez”, dijo, “su voluntad inquebrantable”, “tiene la cabeza de un deportista de élite hecha para encajar las derrotas y soñar con Seguir leyendo

Cerrar

Acerca de este blog

Este blog nace de la necesidad de contar algo, por insignificante que sea, sobre todo aquello que me interesa o inquieta y que casi siempre tendrá relación con la comunicación humana en su sentido más amplio.

La política, la economía, las artes, los placeres de la vida, como la gastronomía, el cine o la literatura tienen aquí cabida. El mundo actual en crisis se ha convertido en una noria de opiniones libérrimas, con frecuencia desencajadas, que se afanan en la crítica feroz más que en tejer futuro.

Los líderes sociales de aquí y allá, lo admitan o no, se han quedado sin respuestas. Continúan sus tareas con torpeza ayudados por viejas recetas que abandonan de inmediato porque ninguna le sirve.

En esta especie de equivocación colectiva en la que estamos embarcados, este bloguero sólo pretende vivaquear en nuestro azaroso caminar a tientas con la pretensión de encontrar en alguna ocasión esa pepita de luz que nos recuerde que la esperanza es la emoción humana más necesaria de recuperar en este tiempo.