Etiqueta: medios de comunicación

Nos queda hablar, hablar sin parar

Paula Nevado

Un número creciente de personas vive ayuntado al miedo; el miedo es el amo en nuestro tiempo covid. La soledad, ese estado de sequedad creciente en el que se venían enraizando nuestras sociedades urbanas de personas dispersas y ajenas, se queda rezagada al verse rebasada por una loca y acelerada Seguir leyendo

Una primavera robada

Paula Nevado

“Este año me he perdido la primavera. Desde mi balcón no se ve, ni se huele, ni se siente.  Puede que el frescor de las mañanas o el sol del mediodía, que te calienta la nariz, me esté diciendo algo, pero…” De esta manera describe ella un lamento que ya Seguir leyendo

Vuelve la furia

Paula Nevado

El enfurecido ataque de la derecha al presidente Pedro Sánchez y su gobierno recuerda bastante a la respuesta cruel y desmedida que desató Aznar contra los socialistas de Felipe González tras perder las elecciones generales de 1993, que creía ganadas de antemano. Algunos analistas hablan de remake de aquel terremoto Seguir leyendo

Una tesis

Paula Nevado

Vivimos tiempos harto sorprendentes. Igual un presidente norteamericano llama “perra” a una ex asesora, que un crítico al gobierno de Putin se retuerce de dolor en una ambulancia con claros síntomas de envenenamiento. Y en España, una nube de periodistas aguarda una inmensa cola para ver la tesis doctoral del Seguir leyendo

Editores en Palo Alto

Paula Nevado

El mundo de la insidia y la mentira, que cambia el pie del mundo haciéndonos más desiguales y desinformados, preocupa de manera muy especial al periodista desde hace tiempo y, al parecer, muy recientemente a la mayoría de nuestros editores de periódicos. La XV Jornada de Periodismo rotulada “Censura, autocensura Seguir leyendo

Cerrar

Acerca de este blog

Este blog nace de la necesidad de contar algo, por insignificante que sea, sobre todo aquello que me interesa o inquieta y que casi siempre tendrá relación con la comunicación humana en su sentido más amplio.

La política, la economía, las artes, los placeres de la vida, como la gastronomía, el cine o la literatura tienen aquí cabida. El mundo actual en crisis se ha convertido en una noria de opiniones libérrimas, con frecuencia desencajadas, que se afanan en la crítica feroz más que en tejer futuro.

Los líderes sociales de aquí y allá, lo admitan o no, se han quedado sin respuestas. Continúan sus tareas con torpeza ayudados por viejas recetas que abandonan de inmediato porque ninguna le sirve.

En esta especie de equivocación colectiva en la que estamos embarcados, este bloguero sólo pretende vivaquear en nuestro azaroso caminar a tientas con la pretensión de encontrar en alguna ocasión esa pepita de luz que nos recuerde que la esperanza es la emoción humana más necesaria de recuperar en este tiempo.