Etiqueta: Madrid

Madrileños rehenes

Paula Nevado

Pasada la tormenta blanca, un siglo ya, continúan helados nuestros pies. El alma encendida del corazón es ira cada mañana al descorrer las cortinas.   Estos días blancos de impericia pública y retraídos ciudadanos se eternizan como larguísimas tardes de un julio helado. Cuesta creer tamaño fracaso municipal. Recuerdo a Seguir leyendo

Z(c)endales

Paula Nevado

En mi infancia aprendí (y viví) con los cendales (con c) de por medio, es decir, con  estorbos, trastos, restos o jirones de mil enseres. “Quítate de ahí, cendal”, te decían cuando estorbabas el paso a alguien; o “Vaya cantidad de cendales”, cuando nos encontrábamos o nos sorprendía un cúmulo Seguir leyendo

Bandera de navidad

Paula Nevado

Decenas de años después, llama la atención que la derecha española – también otras muchas en diferentes países donde Caín y Abel se dieron con las mocarras en algún tiempo – mantiene en tiritona al gobierno en el que no manda, con acusaciones y campañas a las que ninguna mente Seguir leyendo

Tiempo de crisis: cada día, un nuevo manifiesto

Paula Nevado

La presidenta de la Comunidad de Madrid – una señora que a todos pareció hasta hace solo unos días insignificante políticamente – ha sido capaz de llevar al Madrid político e institucional, o sea, también al gobierno de todos, a una situación de tensión política crítica: “La bomba política de Seguir leyendo

Ridículos

Paula Nevado

Contemplar por televisión, sin estar precavido, el aluvión de banderas de España y de la Comunidad de Madrid (menos mal que no hicieron sonar  su disruptor himno) resultó para muchos un bofetón de mal gusto; la masiva exhibición hortera y ridícula de cómo entienden la liturgia de la política los Seguir leyendo

La intimidad, ese gas muerto

Paula Nevado

El gran gurú – en realidad, ya un hombre sabio – asegura sin la más mínima mueca de ironía que si queremos evitar ser observados, seguidos o espiados no tengamos teléfono móvil, o no lo abramos nunca. Bien mirado es una observación, o mejor, un hallazgo de tanto calibre como Seguir leyendo

Madrid es una hemorragia

Paula Nevado

La presidenta de la Comunidad de Madrid es todo un fenómeno, el cuerno torcido del unicornio, un desencuentro histórico, la burla de los ignorantes y el capricho de quien anda con la cabeza y piensa dando traspiés. Esta mujer es el bochorno y la rechifla, la prima inocente de la Seguir leyendo

Ruralismos

Paula Nevado

Nos animan para que volvamos al pueblo. La España vacía repleta de jaramagos, abuelos y edificios en venta (también hermosas ruinas y silencio) se pone de moda. No se trata ya del insistente continuar el camino abierto por los múltiples “Teruel existe”, que se multiplican fomentando empatía y capilaridad, o Seguir leyendo

Neofascismo de máster

Paula Nevado

Marion Maréchal Le Pen, sobrina de Jean-Marie Le Pen, fundador del partido ultraderechista francés, Agrupación Nacional, abre sucursal en Madrid de su centro de formación de élite derechista, Instituto Superior de Sociología, Economía y Política (ISSEP), radicado en la ciudad de Lyon. Ahora, según su director Sandro Muzio, abogado franco-argentino Seguir leyendo

Una primavera robada

Paula Nevado

“Este año me he perdido la primavera. Desde mi balcón no se ve, ni se huele, ni se siente.  Puede que el frescor de las mañanas o el sol del mediodía, que te calienta la nariz, me esté diciendo algo, pero…” De esta manera describe ella un lamento que ya Seguir leyendo

Cerrar

Acerca de este blog

Este blog nace de la necesidad de contar algo, por insignificante que sea, sobre todo aquello que me interesa o inquieta y que casi siempre tendrá relación con la comunicación humana en su sentido más amplio.

La política, la economía, las artes, los placeres de la vida, como la gastronomía, el cine o la literatura tienen aquí cabida. El mundo actual en crisis se ha convertido en una noria de opiniones libérrimas, con frecuencia desencajadas, que se afanan en la crítica feroz más que en tejer futuro.

Los líderes sociales de aquí y allá, lo admitan o no, se han quedado sin respuestas. Continúan sus tareas con torpeza ayudados por viejas recetas que abandonan de inmediato porque ninguna le sirve.

En esta especie de equivocación colectiva en la que estamos embarcados, este bloguero sólo pretende vivaquear en nuestro azaroso caminar a tientas con la pretensión de encontrar en alguna ocasión esa pepita de luz que nos recuerde que la esperanza es la emoción humana más necesaria de recuperar en este tiempo.