Etiqueta: literatura

Una película infinita

Paula Nevado

Leo estos días la autobiografía de Woody Allen, que titula “A propósito de nada”,  y en agosto hice lo propio con el libro de Irene Vallejo, “El Infinito en un Junco”. Y entre uno y otro, buceo en un río poético de tantas mujeres andaluzas: “Y aquí estamos ahora / Seguir leyendo

De paseo con el perro

Paula Nevado

A los hombres nos gusta fantasear, imaginar otros mundos diferentes, siempre superiores y más perfectos que el nuestro. Algunos – más de los que podríamos suponer – incluso tienen una mente tan habilidosa que los lleva realmente a vivir en ellos. Los confines de su imaginación los sitúan en reinos Seguir leyendo

Más debates garbanceros

Paula Nevado

En el metro se atiende al móvil con todo esmero, se espera – tieso y quieto – agarrado a sus barras o apoyado en las puertas, y es habitual que encontremos una o dos personas por coche leyendo libros a primera hora de la mañana. Hace unos días reparé en Seguir leyendo

Adiós, verano

Paula Nevado

Despedirse del verano es como abdicar de la naturaleza (repudiarla), o sea, una atrocidad. Verano quiere decir descanso y melocotones; baños, conversación larga y holgazanear con la noche. Algo que hicieron nuestros antepasados durante decenas de miles de años y que en un determinado momento se nos jodió a la Seguir leyendo

El Guernica es un bulo

Paula Nevado

Los estragos del bulo y las noticias falsas que inundan el mundo no son ajenos a España. Cada día se incorporan más personas y estudiosos para profundizar en un fenómeno tan dañino. Clara Jiménez es una joven que, desde la web maldita.es, nos muestra los trabajos de verificación de noticias Seguir leyendo

Cerrar

Acerca de este blog

Este blog nace de la necesidad de contar algo, por insignificante que sea, sobre todo aquello que me interesa o inquieta y que casi siempre tendrá relación con la comunicación humana en su sentido más amplio.

La política, la economía, las artes, los placeres de la vida, como la gastronomía, el cine o la literatura tienen aquí cabida. El mundo actual en crisis se ha convertido en una noria de opiniones libérrimas, con frecuencia desencajadas, que se afanan en la crítica feroz más que en tejer futuro.

Los líderes sociales de aquí y allá, lo admitan o no, se han quedado sin respuestas. Continúan sus tareas con torpeza ayudados por viejas recetas que abandonan de inmediato porque ninguna le sirve.

En esta especie de equivocación colectiva en la que estamos embarcados, este bloguero sólo pretende vivaquear en nuestro azaroso caminar a tientas con la pretensión de encontrar en alguna ocasión esa pepita de luz que nos recuerde que la esperanza es la emoción humana más necesaria de recuperar en este tiempo.