Etiqueta: Europa

Vendaval de pesimismo

Paula Nevado

Cuando se dividen las sociedades es imposible el diálogo y se aplasta la concordia. Fijémonos en el fenomenal espectáculo que nos ofrece en los últimos meses un Reino Unido a palos a propósito del Brexit. O el atasco catalán. En Europa crece la división, la rabia y el odio en Seguir leyendo

De prostíbulos y herriko tabernas

Paula Nevado

Nuestra olla política cuece con ebullición desmedida: putas, herriko tabernas y Waterloo. Nos movemos más allá de la irritación casi circense de nuestras derechas y los increíbles equilibrios malabares del presidente Pedro Sánchez para sacar los Presupuestos Generales del Estado. Entre tanto, la cocina del mundo enfría su optimismo económico Seguir leyendo

Cataluña no es lo único

Paula Nevado

En los comentarios de balance del año 2017 que viene realizando la prensa española, todos tropiezan con Cataluña. Es el gran tema. Pero no debería ser el plato único; los movimientos separatistas vienen haciendo de ella el escalofrío y la indignación; la peor noticia para un país que asomaba a Seguir leyendo

Evasiones Patrióticas

El ministro de Hacienda Critóbal Montoro

Justo a los cinco meses de mandato nos hemos quedado sin gobierno en España. No es que sus miembros hayan abandonado las carteras y huido a escape aterrorizados, no, ese episodio humillante no se ha visto. Digo que estamos sin gobierno porque Rajoy y los suyos no saben qué hacer Seguir leyendo

Cerrar

Acerca de este blog

Este blog nace de la necesidad de contar algo, por insignificante que sea, sobre todo aquello que me interesa o inquieta y que casi siempre tendrá relación con la comunicación humana en su sentido más amplio.

La política, la economía, las artes, los placeres de la vida, como la gastronomía, el cine o la literatura tienen aquí cabida. El mundo actual en crisis se ha convertido en una noria de opiniones libérrimas, con frecuencia desencajadas, que se afanan en la crítica feroz más que en tejer futuro.

Los líderes sociales de aquí y allá, lo admitan o no, se han quedado sin respuestas. Continúan sus tareas con torpeza ayudados por viejas recetas que abandonan de inmediato porque ninguna le sirve.

En esta especie de equivocación colectiva en la que estamos embarcados, este bloguero sólo pretende vivaquear en nuestro azaroso caminar a tientas con la pretensión de encontrar en alguna ocasión esa pepita de luz que nos recuerde que la esperanza es la emoción humana más necesaria de recuperar en este tiempo.