Etiqueta: Estados Unidos

Gobiernos, ¿para qué?

Paula Nevado

Si hiciéramos caso a lo que ven nuestros ojos: los restaurantes más caros de Madrid atestados de clientes ansiosos, diligentes y aún divertidos, concluiríamos de inmediato con aquella frase para la historia de José María Aznar: “España va bien”, la descripción más escueta y atinada de la burbuja que luego Seguir leyendo

Podrido (rotten)

Paula Nevado

Con el amanecer del año, redes sociales, prensa digital y vídeos por millones nos reciben con el anuncio de que la súbitamente poderosa productora norteamericana de televisión Netflix (que cambia el paradigma del cine en el mundo), lanza para conocimiento de todos una serie corrosiva de seis capítulos (Rotten) sobre Seguir leyendo

Agredir a una mujer

Paula Nevado

Estados Unidos destapa un nuevo hedor social. Otro más.  El gran Estado del dinero y la guerra, pero también del trabajo, la investigación y el cine, es uno de los escasos territorios del mundo donde pervive aún el mejor periodismo, el que consigue aflorar grandes abusos y desmanes del poder Seguir leyendo

Juicios

Esto de los juicios, incluso los sumarísimos, ya no mola. ¿Para qué tanta perorata de leguleyos y bla, bla de tertulianos y políticos si todos sabemos que el culpable es el culpable?. La jurisdicción penal Internacional ha sido una moda efímera (que se lo pregunten a Garzón) y la nacional Seguir leyendo

Cerrar

Acerca de este blog

Este blog nace de la necesidad de contar algo, por insignificante que sea, sobre todo aquello que me interesa o inquieta y que casi siempre tendrá relación con la comunicación humana en su sentido más amplio.

La política, la economía, las artes, los placeres de la vida, como la gastronomía, el cine o la literatura tienen aquí cabida. El mundo actual en crisis se ha convertido en una noria de opiniones libérrimas, con frecuencia desencajadas, que se afanan en la crítica feroz más que en tejer futuro.

Los líderes sociales de aquí y allá, lo admitan o no, se han quedado sin respuestas. Continúan sus tareas con torpeza ayudados por viejas recetas que abandonan de inmediato porque ninguna le sirve.

En esta especie de equivocación colectiva en la que estamos embarcados, este bloguero sólo pretende vivaquear en nuestro azaroso caminar a tientas con la pretensión de encontrar en alguna ocasión esa pepita de luz que nos recuerde que la esperanza es la emoción humana más necesaria de recuperar en este tiempo.