Etiqueta: consecuencias del coronavirus

Esa panza de burro que nos asfixia

Paula Nevado

El mundo de la pandemia tiene múltiples caras. Es un poliedro infinito que refleja nuestro rostro desde millones de perspectivas. Todas, sin embargo, tienen un fondo de color parecido, pues es nuestro ánimo, en el filo de la derrota, quien le presta la luz, ora cárdena, ora sepia, a sus Seguir leyendo

Y otro webinar

Paula Nevado

Regresamos de las vacaciones más amenazantes que nunca y en el teléfono se agolpan invitaciones – algunas bien insistentes – para que participemos en los más dispares webinars (otro palabro). Los profesionales con alta necesidad de relaciones sociales pues necesitan el contacto con otros para construir su muñeco diario, son los más precisados del Seguir leyendo

La herida de Europa se encona

Paula Nevado

Si la velocidad del cambio tecnológico es tan endiablada que gran parte de los que tuvieron que dejar a la carrera la oficina a causa del enclaustramiento por la covid-19 no volverá ya a su anterior asiento, y si como se anuncia el salto cuántico (velocidad de 100 a 1.000.000 Seguir leyendo

Un gobierno a toda mecha

Paula Nevado

Es cierto que tenemos políticos de cámara (y muchos más de recámara) que maduran durante tiempo excesivo sus decisiones hasta que en ocasiones se les pasa el arroz, como decimos coloquialmente. Rajoy fue uno de ellos. También Obama crispaba a los suyos al rumiar en exceso decisiones que apremiaban su Seguir leyendo

El virus nos reta

Paula Nevado

Llegó el verano con su luz que quema todo mal, pero el coronavirus permanece entre nosotros como un duende invisible que solo da la cara cuando nos ha inflamado los pulmones. Es la encarnación misma de la traición. Ahora ya no son los partes diarios de bajas, altas y contagios Seguir leyendo

Doble ceguera

Paula Nevado

La pandemia por la covid-19 lo acelera todo. Algunos sostienen que ha dado una patada al globo mundo de tal calibre que ha adelantado diez años o más los procesos de evolución económica y social en marcha (también los políticos y culturales). Así que la confusión, el desasosiego y el Seguir leyendo

Una lección de geografía

Paula Nevado

La pandemia de la covid-19 da para mucho: no se ha bajado ni un solo día en tres meses de las portadas de periódicos y aperturas de informativos y, lo más seguro, es que traiga innumerables películas y series televisivas contando sus estragos; cruzará por miles de páginas de novelas, Seguir leyendo

A la calle con el bolsillo vacío

Paula Nevado

Vivimos un tiempo a la carrera. Todo debemos hacerlo muy deprisa: me gusta, no me gusta; quiero o no quiero. Estas son las órdenes con  las que nos apremia el teléfono, el clic metálico del ordenador  y, sobre todo, la adrenalina que nos domina como un alma superior. Somos marionetas Seguir leyendo

Una primavera robada

Paula Nevado

“Este año me he perdido la primavera. Desde mi balcón no se ve, ni se huele, ni se siente.  Puede que el frescor de las mañanas o el sol del mediodía, que te calienta la nariz, me esté diciendo algo, pero…” De esta manera describe ella un lamento que ya Seguir leyendo

Objetivo: tumbar al Gobierno

Paula Nevado

Nuestro mundo político democrático da señales de colapso. Parece que la confrontación y la desavenencia máximas no tienen remedio ni fin. La España política no tiene otra querencia que la de correr alocadamente hacia el desfiladero. El juego preferido de los partidos políticos es el de taparse la salida unos Seguir leyendo

Cerrar

Acerca de este blog

Este blog nace de la necesidad de contar algo, por insignificante que sea, sobre todo aquello que me interesa o inquieta y que casi siempre tendrá relación con la comunicación humana en su sentido más amplio.

La política, la economía, las artes, los placeres de la vida, como la gastronomía, el cine o la literatura tienen aquí cabida. El mundo actual en crisis se ha convertido en una noria de opiniones libérrimas, con frecuencia desencajadas, que se afanan en la crítica feroz más que en tejer futuro.

Los líderes sociales de aquí y allá, lo admitan o no, se han quedado sin respuestas. Continúan sus tareas con torpeza ayudados por viejas recetas que abandonan de inmediato porque ninguna le sirve.

En esta especie de equivocación colectiva en la que estamos embarcados, este bloguero sólo pretende vivaquear en nuestro azaroso caminar a tientas con la pretensión de encontrar en alguna ocasión esa pepita de luz que nos recuerde que la esperanza es la emoción humana más necesaria de recuperar en este tiempo.