Etiqueta: consecuencias del coronavirus

Objetivo: tumbar al Gobierno

Paula Nevado

Nuestro mundo político democrático da señales de colapso. Parece que la confrontación y la desavenencia máximas no tienen remedio ni fin. La España política no tiene otra querencia que la de correr alocadamente hacia el desfiladero. El juego preferido de los partidos políticos es el de taparse la salida unos Seguir leyendo

Encuentros en la primera fase

Paula Nevado

La semana ha comenzado entreabriendo nuevos establecimientos para la gastronomía y el ocio compartidos. El Gobierno va en esta materia con mucha cautela, mientras que el sector lo hace con irritación, y temor también, pues la mayoría grita “no es esto, no es esto”, al tiempo que repudia las grandes Seguir leyendo

Cuando llamamos libertad a dar un trago

Paula Nevado

En una página interior del periódico, encontramos destacada la imagen de un hombre frente al mar en una playa de Canarias inaugurando el chiringuito recién abierto y llevándose a la boca una botella de cerveza.  En el texto, el periodista transcribe sus palabras: “Se nota que sabe a libertad”. No Seguir leyendo

La batalla política más triste

Paula Nevado

Decrece, con demasiada lentitud, eso sí, la agresividad mortal de la pandemia: menos fallecidos, bajan los ingresos hospitalarios y se dan más altas. Se entreabre la puerta hacia otra etapa: podremos salir a la calle, pasear, hacer deporte y disfrutarlo; y comienzan a abrir establecimientos y comercios. Todo con control: Seguir leyendo

Todos dentro de la nave de Internet

Paula Nevado

Aunque insistan en hacernos creer que estamos próximos a ser superhombres porque hemos superado la naturaleza (la dominamos), no debemos dejarnos engañar. Somos (casi) el mismo hombre del neolítico, aquel que ató la cabra a una estaca y aprendió a segar trigo; compartimos idénticos genes y hasta nuestro halo es Seguir leyendo

La dificultad de pensar

Paula Nevado

Hace unos años, un familiar me espetó con enfado que a él no le habían enseñado “a analizar películas” en la escuela y la universidad. Hice una referencia a un giro de guión en el último tercio del film que comentábamos y cayó en la cuenta, se lo explicó todo. Seguir leyendo

Las fachadas se enmarañan de verde, a pesar de todo

Paula Nevado

Estas largas semanas de enclaustramiento están dando para mucho. Cada casa es un laboratorio de experimentos; del paseo puedes traerte un milagro; y, si nos lo proponemos, podemos ver las más de 3.000 series puestas a nuestra disposición en numerosas plataformas. Sí, ya sé que soy muy lírico, que se Seguir leyendo

Tomando notas con el miedo entre los pies. (Y un viejo libro francés)

Paula Nevado

Como quiera que llevemos varias semanas observando las caras risueñas y los aplausos efusivos de los vecinos todas las tardes a las ocho sin faltar, nos queremos hacer a la idea de que después de la catástrofe que nos trae el coronavirus, otro mundo (acaso mejor) llegará. Además, la televisión, Seguir leyendo

Contra el relato

Paula Nevado

Todos hemos oído – y algunos utilizado con frecuencia – la palabra relato. Siempre significó narración de carácter literario normalmente breve. Pero desde finales del siglo XX, nos llega con otra semántica. Se trata de la organización del mensaje(s) que se expresa por boca del político, el empresario influyente, portavoces Seguir leyendo

El triste lamento de la persiana al cerrarse

Paula Nevado

Espero en soledad al compañero de almuerzo en el restaurante. Bueno, no exactamente solo: junto al ventanal que da a un sol de primavera alta, tres extranjeros (¿hablan portugués?) comen y bromean entre risas y dos buenas botellas de clarete. Nadie más. El camarero – no sé si prudente o Seguir leyendo

Cerrar

Acerca de este blog

Este blog nace de la necesidad de contar algo, por insignificante que sea, sobre todo aquello que me interesa o inquieta y que casi siempre tendrá relación con la comunicación humana en su sentido más amplio.

La política, la economía, las artes, los placeres de la vida, como la gastronomía, el cine o la literatura tienen aquí cabida. El mundo actual en crisis se ha convertido en una noria de opiniones libérrimas, con frecuencia desencajadas, que se afanan en la crítica feroz más que en tejer futuro.

Los líderes sociales de aquí y allá, lo admitan o no, se han quedado sin respuestas. Continúan sus tareas con torpeza ayudados por viejas recetas que abandonan de inmediato porque ninguna le sirve.

En esta especie de equivocación colectiva en la que estamos embarcados, este bloguero sólo pretende vivaquear en nuestro azaroso caminar a tientas con la pretensión de encontrar en alguna ocasión esa pepita de luz que nos recuerde que la esperanza es la emoción humana más necesaria de recuperar en este tiempo.