Etiqueta: Comunicación

Un Friki

Sr. Miguel Sebastián, Ministro de Industria, Turismo y Comercio

Ministros los hay de muchas clases y condición. Incluso en ocasiones coincidimos en que alguno/a es bueno o útil o inteligente. Los hay relamidos y pedantes; los tenemos solapados y hasta emboscados. La mayoría busca la prensa para contar sus proyectos, pero ésta cada vez les hace menos caso: solo da cuartelillo Seguir leyendo

El Derribo

El presidente José Luis Rodríguez Zapatero

Cuando derribar a Zapatero es más urgente que la estabilización misma de nuestra economía y la europea, algo va muy mal en España. La mañana del pasado jueves 27, fue de las más intensas de la presente legislatura: nos jugamos el sostenimiento o el hundimiento de nuestra economía y el inicio Seguir leyendo

Al Vuelo 4.

El fútbol levanta las más altas pasiones… pero también las más bajas. Prueba de ello es la acción bochornosa de Manolo Lama (Deportes Cuatro), desde Hamburgo el pasado día 12, previo al  partido entre el Atlético de Madrid y el Fulham, cuando en directo denigraba descaradamente a un mendigo con Seguir leyendo

Recomendación: “Open Government-Gobierno Abierto”

Portada del libro Open Government-Gobierno Abierto

Algón Editores presentó en Madrid la obra Open Government- Gobierno Abierto, en la que expertos de ambos lados del Atlántico reflexionan sobre el impacto de Internet y las TIC´s en los gobiernos, la actividad política y la nueva construcción social que se está produciendo alrededor de la llamada Web 2.0, Seguir leyendo

Cerrar

Acerca de este blog

Este blog nace de la necesidad de contar algo, por insignificante que sea, sobre todo aquello que me interesa o inquieta y que casi siempre tendrá relación con la comunicación humana en su sentido más amplio.

La política, la economía, las artes o el cine tienen aquí cabida cuando vengan traídas por el buen sentido y la oportunidad.

El mundo actual en crisis se ha convertido en una noria de opiniones libérrimas, con frecuencia desencajadas, y de miedo a casi todo.

Los líderes sociales de aquí y allá, lo admitan o no, se han quedado sin respuestas. Continúan sus tareas con torpeza ayudados por recetas que abandonan de inmediato porque ninguna tiene éxito.

En esta especie de equivocación colectiva en la que nos hemos embarcado, este bloguero sólo pretende vivaquear en nuestro azaroso día a día con la pretensión de encontrar en alguna ocasión esa pepita de luz que nos recuerde que la esperanza es la emoción humana más necesaria de recuperar en este tiempo.