Etiqueta: China

Un mundo sin referencias

Paula Nevado

Mi vecina Angus no cree a los alarmistas,  sabiondos, enterados, modernos ni a los lectores apresurados de artículos refritados de informes científicos (o que así se venden). Y tampoco a los que interpretan los prospectos de las medicinas. Su penúltima respuesta sabia la recibió una vegana integrista como si de Seguir leyendo

El Aguante

El problema no son las medidas que está decidido a tomar el nuevo gobierno, sino cuál será el grado de resistencia social ante las mismas, o dicho de otra manera, cuál será la magnitud del rechazo y la protesta que las mismas provoquen. Todos los amigos del inminente gobierno preguntan Seguir leyendo

Coliseo

Una firma multinacional italiana se hace cargo de la explotación y conservación del Coliseo romano, con seguridad la obra en pie más representativa del imperio. La noticia, sin embargo, ha resultado ser más un alivio que el principio de una polémica. Tan mal está la gestión pública de los bienes Seguir leyendo

Recomendación: Prisioneo del Estado, de Zhao Ziyang

Portada "Prisionero del Estado"

    Liú Xiaobo, el reciente Premio Nóbel de la Paz obligado a una reclusión domiciliaria indefinida por el régimen comunista chino, provocando el rechazo de la opinión pública mundial, no es el primer notable chino que padece semejante prisión. Existe un antecedente difícil de olvidar. El mismo régimen sometió Seguir leyendo

Septiembre de Aniversario

Las Torres Gemelas de Nueva York

El mundo se nos transformó tras la destrucción de las torres gemelas neoyorkinas a causa del atentado terrorista islamista del 11 de septiembre de 2001. Todo lo que ocurre desde entonces viene trufado por los odios y el miedo que inundaron el mundo aquella mañana. Ni siquiera la crisis económica Seguir leyendo

Cerrar

Acerca de este blog

Este blog nace de la necesidad de contar algo, por insignificante que sea, sobre todo aquello que me interesa o inquieta y que casi siempre tendrá relación con la comunicación humana en su sentido más amplio.

La política, la economía, las artes, los placeres de la vida, como la gastronomía, el cine o la literatura tienen aquí cabida. El mundo actual en crisis se ha convertido en una noria de opiniones libérrimas, con frecuencia desencajadas, que se afanan en la crítica feroz más que en tejer futuro.

Los líderes sociales de aquí y allá, lo admitan o no, se han quedado sin respuestas. Continúan sus tareas con torpeza ayudados por viejas recetas que abandonan de inmediato porque ninguna le sirve.

En esta especie de equivocación colectiva en la que estamos embarcados, este bloguero sólo pretende vivaquear en nuestro azaroso caminar a tientas con la pretensión de encontrar en alguna ocasión esa pepita de luz que nos recuerde que la esperanza es la emoción humana más necesaria de recuperar en este tiempo.