Etiqueta: alimentación

Tiro al plato (preparado)

Paula Nevado

En la calle Eloy Gonzalo de Madrid, el local que durante décadas sirvió El Brillante, bar de calamares fritos y pollos asados, que resultó ser de renta antigua y cuyo inquilino apuró hasta la misma asfixia las prórrogas de ley de arrendamientos antiguos, fue rápidamente demolido y convertido en una Seguir leyendo

Comer mata

Paula Nevado

Vivimos un tiempo en el que todo aquello que tocamos lo convertimos en espectáculo o escándalo. Al estar entre la exageración y el tremendismo, necesitamos bailar y saltar para ahuyentar el miedo y las dudas. Hasta este carnaval de vendedores de crecepelo y otros aprovechados, cómo no, hace tiempo que Seguir leyendo

Ese estómago que tenemos

Paula Nevado

Bullito tiene tres años y desde antes de cumplir el primero come aceitunas con la misma avidez que el rabilargo, y produce el mismo destrozo en el entorno que el pájaro. A Bullito le van también las alcaparras, que come como cerezas, y no le hace ascos al limón. Esas Seguir leyendo

Desiertos alimentarios

Paula Nevado

Desiertos alimentarios (¡vaya rótulo!), el título de una película de los Coen, una expresión tan fría como la tundra siberiana en enero. Pero la utilizan de manera habitual los geógrafos y sociólogos, también en España; la conocen algunos periodistas que han tomado cámara de fotos y libreta alargada y se Seguir leyendo

Comer bien

Paula Nevado

Existen innumerables maneras de comer bien, basta con que en la ingesta sonriamos a menudo y crucemos ojos cómplices con la compañía, o, de comer solos, imaginemos en el tránsito de masticar escenas felices o plácidas sin más. En la acción de comer interviene tanto el ambiente y el estado Seguir leyendo

Cosechón

Paula Nevado

La riada constante, y en crecimiento, de datos nos inunda de información, imágenes en movimiento y mala literatura con tal profusión que perdemos la orientación y desconocemos la ruta de la barca que lleva nuestro mundo y, por ende, nuestras vidas. La pasada semana y otras anteriores, por ejemplo, fueron Seguir leyendo

Jamón con bicheras

Paula Nevado

Juan me espera en las inmediaciones de la estación ferroviaria Joaquín Sorolla de Valencia. Quería saludarme. Llego apresurado pasadas las tres y media. El AVE parte a las 16:15 hacia Madrid. Tengo hambre; él ha picoteado algo mientras esperaba. “Compraré un bocata de ibérico aquí mismo porque en la estación Seguir leyendo

Un mundo sin cocinas

Paula Nevado

“Mira qué pan. Pan de pueblo. Mientras se continúe haciendo un pan así, hay esperanza”. Es el pie de foto de un triángulo de pan de trigo blanco, esponjoso y repleto de pequeñas cavernas, que me envía gozosa por whatsapp una gran amiga. Celebra la libertad del fin de semana Seguir leyendo

La mala reputación

Paula Nevado

Georges Brassens – el cantante poeta francés que nos dejó una montaña de vinilos en los que sonaba la vida sin hojarasca: saliva y poema; pobreza y opresión, y la necesidad tanto de protestar como de amar siempre y en cualquier circunstancia – logró que entre su torrente de canciones Seguir leyendo

Cerrar

Acerca de este blog

Este blog nace de la necesidad de contar algo, por insignificante que sea, sobre todo aquello que me interesa o inquieta y que casi siempre tendrá relación con la comunicación humana en su sentido más amplio.

La política, la economía, las artes, los placeres de la vida, como la gastronomía, el cine o la literatura tienen aquí cabida. El mundo actual en crisis se ha convertido en una noria de opiniones libérrimas, con frecuencia desencajadas, que se afanan en la crítica feroz más que en tejer futuro.

Los líderes sociales de aquí y allá, lo admitan o no, se han quedado sin respuestas. Continúan sus tareas con torpeza ayudados por viejas recetas que abandonan de inmediato porque ninguna le sirve.

En esta especie de equivocación colectiva en la que estamos embarcados, este bloguero sólo pretende vivaquear en nuestro azaroso caminar a tientas con la pretensión de encontrar en alguna ocasión esa pepita de luz que nos recuerde que la esperanza es la emoción humana más necesaria de recuperar en este tiempo.