Etiqueta: Alfonso Guerra

Correr tras el viento

Paula Nevado

Al escuchar a Alfonso Guerra en la presentación de su último libro, La España en la que creo (La Esfera de los Libros), se tiene la certeza, incluso física, de lo real que es el proverbio ruso que dice: “Añorar el pasado es correr tras el viento”. El otrora líder socialista, Seguir leyendo

Podemos, la destrucción

Paula Nevado

La larga batalla fraccional que arrastra a Podemos hasta una situación próxima al caos, precisa a estas alturas – una vez psiquiatras y psicólogos han realizado su trabajo y concluido el diagnóstico – de los dramaturgos para completar el fresco sobre la bóveda del cielo que no pudieron romper. Todo Seguir leyendo

Las baronías

PSOE

Ximo Puig (buen alcalde de Morella, sombra eterna de Joan Lerma, o sea un socialista clásico y de aparato) quiere pactar con Podemos las candidaturas para el Senado. Esta determinación le enfrenta con la dirección federal de su partido y con algo más severo: el sentido común. Este político, hoy Seguir leyendo

El Grosero Silenciamiento de Alfonso Guerra. Al Vuelo 26

Alfonso Guerra

Cuentan algunos de los que asistieron al acto de homenaje a Felipe González en el viejo Palacio de Congresos de Madrid con ocasión del 30 aniversario de la formación del primer gobierno socialista, que nadie citó a Alfonso Guerra en sus intervenciones. Ni González, ni Rubalcaba, ni Zapatero, ni la Seguir leyendo

Roberto Dorado: un modernizador del PSOE

Roberto Dorado

Roberto Dorado ha muerto con la misma discreción que vivió. No sé si sus más próximos dentro del PSOE sabían de su enfermedad pero el caso es que nunca hablaron de ella. La noticia de su defunción ha sido una sorpresa dolorosa para la gran mayoría de quienes le conocimos. Seguir leyendo

Cerrar

Acerca de este blog

Este blog nace de la necesidad de contar algo, por insignificante que sea, sobre todo aquello que me interesa o inquieta y que casi siempre tendrá relación con la comunicación humana en su sentido más amplio.

La política, la economía, las artes, los placeres de la vida, como la gastronomía, el cine o la literatura tienen aquí cabida. El mundo actual en crisis se ha convertido en una noria de opiniones libérrimas, con frecuencia desencajadas, que se afanan en la crítica feroz más que en tejer futuro.

Los líderes sociales de aquí y allá, lo admitan o no, se han quedado sin respuestas. Continúan sus tareas con torpeza ayudados por viejas recetas que abandonan de inmediato porque ninguna le sirve.

En esta especie de equivocación colectiva en la que estamos embarcados, este bloguero sólo pretende vivaquear en nuestro azaroso caminar a tientas con la pretensión de encontrar en alguna ocasión esa pepita de luz que nos recuerde que la esperanza es la emoción humana más necesaria de recuperar en este tiempo.