El cerdito del pozo

22 febrero, 2018
Leer más

Castellanizar Cataluña

19 febrero, 2018
Leer más

En ocasiones me apetecen rollitos de primavera

15 febrero, 2018
Leer más

Todo (no) cambia

Paula Nevado

Mueve a la sonrisa, y en ocasiones a una leve melancolía, tantos mensajes como recibimos deseando cambios a mejor de nuestras vidas cuando nace un nuevo año. Se trata de un rito, un deseo quizás noble pero que en realidad habla más de resignación que de esperanza. Porque nosotros y Seguir leyendo

El vino último

Paula Nevado

Los ritos se celebran de manera invariable; se rigen por normas fijas establecidas en un tiempo remoto. Algunos se escenifican de manera decidida y escueta como el escanciado de venencia de los vinos del sur. Otros se revisten de mayores y prolijas liturgias que tienen que ver (o de allí Seguir leyendo

Escena navideña vulgar y corriente

Paula Nevado

Han salido a la terraza cubierta del restaurante para que Rafa eche un pitillo. No sienten frío. El sol del mediodía ha templado el ambiente. – ¿Nos sentamos aquí y echamos la espuela? – ¿No tendremos frío? – Les pongo el radiador – tercia Saturnino, el camarero que está al Seguir leyendo

Cataluña no es lo único

Paula Nevado

En los comentarios de balance del año 2017 que viene realizando la prensa española, todos tropiezan con Cataluña. Es el gran tema. Pero no debería ser el plato único; los movimientos separatistas vienen haciendo de ella el escalofrío y la indignación; la peor noticia para un país que asomaba a Seguir leyendo

Cuento de Navidad con ángel

Paula Nevado

Se las prometía muy felices en estas interminables fiestas navideñas. La extra ya disponible, un bonus anunciado y el estómago y el ánimo en perfecta forma para digerir y administrar caldos, grandes bocados y las mejores emociones. Incluso su mujer, tan diferente a él, caminaba a gusto al lado de Seguir leyendo

Odio en el aire

Paula Nevado

Decía hace unos días el cantautor Luis Pastor –un cupero hijo de Extremadura, según el mismo viene a autodefinirse- que el procés está despertando al franquismo de nuevo. Y es una observación miope. El franquismo nunca ha dejado de estar vivo, lo que ocurre es que se protege bajo las Seguir leyendo

Acidez de estómago

Paula Nevado

Bullito tiene apenas dos años. Todavía va con paquete y duerme con pijamas de ositos. Recibe a todo el mundo con la sonrisa enorme de su boca empedrada de dientes blanquísimos, y te ofrece un bocado de pepinillos en vinagre. Acaba de tomar un biberón, pues se le nota una Seguir leyendo

Constitución: hacia dónde tiramos

Paula Nevado

El día que se celebra el 39 aniversario de la Constitución, en el Congreso de los Diputados no se habla de otra cosa que de su reforma: qué hemos de hacer para que nos sirva otros cuarenta años más. Pero hasta aquí llega el acuerdo entre las diferentes fuerzas políticas; Seguir leyendo

¡Viva la abundancia!

Paula Nevado

Existe una época del año -diciembre- en la que el español urbano, y no sólo él, se da a  la comilona con la misma pasión que el sevillano se riega de Cruzcampo así que alumbra mayo. Ya hemos entrado en el tiempo de los vinitos de empresa, sus cócteles, comidas Seguir leyendo

Editores en Palo Alto

Paula Nevado

El mundo de la insidia y la mentira, que cambia el pie del mundo haciéndonos más desiguales y desinformados, preocupa de manera muy especial al periodista desde hace tiempo y, al parecer, muy recientemente a la mayoría de nuestros editores de periódicos. La XV Jornada de Periodismo rotulada “Censura, autocensura Seguir leyendo

Cerrar

Acerca de este blog

Este blog nace de la necesidad de contar algo, por insignificante que sea, sobre todo aquello que me interesa o inquieta y que casi siempre tendrá relación con la comunicación humana en su sentido más amplio.

La política, la economía, las artes, los placeres de la vida, como la gastronomía, el cine o la literatura tienen aquí cabida. El mundo actual en crisis se ha convertido en una noria de opiniones libérrimas, con frecuencia desencajadas, que se afanan en la crítica feroz más que en tejer futuro.

Los líderes sociales de aquí y allá, lo admitan o no, se han quedado sin respuestas. Continúan sus tareas con torpeza ayudados por viejas recetas que abandonan de inmediato porque ninguna le sirve.

En esta especie de equivocación colectiva en la que estamos embarcados, este bloguero sólo pretende vivaquear en nuestro azaroso caminar a tientas con la pretensión de encontrar en alguna ocasión esa pepita de luz que nos recuerde que la esperanza es la emoción humana más necesaria de recuperar en este tiempo.