Categoría: Sociedad

Agredir a una mujer

Paula Nevado

Estados Unidos destapa un nuevo hedor social. Otro más.  El gran Estado del dinero y la guerra, pero también del trabajo, la investigación y el cine, es uno de los escasos territorios del mundo donde pervive aún el mejor periodismo, el que consigue aflorar grandes abusos y desmanes del poder Seguir leyendo

Atracón de turistas

PAULA NEVADO

Terminan las vastas vacaciones de agosto: masas, sangría, calor y selfies. Un año más de récord, de maravillosas cifras sobre las que colgar millones de banderolas rotuladas con palabras que nadan junto a la felicidad. Sí, las cifras oficiales, los comunicados que difunden los grandes fabricantes, empresas de distribución, restauración Seguir leyendo

Piratas en la red

Paula Nevado

En las pantallas de decenas de miles de ordenadores de todo el mundo apareció, de súbito, el pasado viernes 12, la siguiente leyenda: “O pagas 300 dólares en bitcoins o borramos todos tus archivos. Tienes de plazo hasta el 19 de mayo”. Después, todo fue alarma general e impotencia: nadie Seguir leyendo

Espiritualidad hecha pedazos

Paula Nevado

…Y la iglesia católica mientras tanto insiste en que hay que guardar silencio en las procesiones, ser respetuosos con los creyentes, permitir que manifiesten su espiritualidad. Pero pocos le hacen caso, a lo sumo una parte de ese 20% que se manifiesta creyente y practicante. Aunque no son suficientes para Seguir leyendo

Cuando ya has vivido

Paula Nevado

Llama la atención que el Parlamento español no haya legislado siquiera sobre el derecho a una muerte digna (ahora tramita un texto sobre esta materia), después de casi 40 años de vida democrática y en libertad. Y sorprende aún más, cuando los españoles hemos apoyado, o en todo caso aceptado, Seguir leyendo

Cerrar

Acerca de este blog

Este blog nace de la necesidad de contar algo, por insignificante que sea, sobre todo aquello que me interesa o inquieta y que casi siempre tendrá relación con la comunicación humana en su sentido más amplio.

La política, la economía, las artes, los placeres de la vida, como la gastronomía, el cine o la literatura tienen aquí cabida. El mundo actual en crisis se ha convertido en una noria de opiniones libérrimas, con frecuencia desencajadas, que se afanan en la crítica feroz más que en tejer futuro.

Los líderes sociales de aquí y allá, lo admitan o no, se han quedado sin respuestas. Continúan sus tareas con torpeza ayudados por viejas recetas que abandonan de inmediato porque ninguna le sirve.

En esta especie de equivocación colectiva en la que estamos embarcados, este bloguero sólo pretende vivaquear en nuestro azaroso caminar a tientas con la pretensión de encontrar en alguna ocasión esa pepita de luz que nos recuerde que la esperanza es la emoción humana más necesaria de recuperar en este tiempo.