Categoría: Mundo líquido

A la calle con el bolsillo vacío

Paula Nevado

Vivimos un tiempo a la carrera. Todo debemos hacerlo muy deprisa: me gusta, no me gusta; quiero o no quiero. Estas son las órdenes con  las que nos apremia el teléfono, el clic metálico del ordenador  y, sobre todo, la adrenalina que nos domina como un alma superior. Somos marionetas Seguir leyendo

Objetivo: tumbar al Gobierno

Paula Nevado

Nuestro mundo político democrático da señales de colapso. Parece que la confrontación y la desavenencia máximas no tienen remedio ni fin. La España política no tiene otra querencia que la de correr alocadamente hacia el desfiladero. El juego preferido de los partidos políticos es el de taparse la salida unos Seguir leyendo

La irritación del empresario

Paula Nevado

Buena parte del empresariado español – puede que del mundo entero y, en especial, sus grandes ejecutivos – está más que irritado, histérico. De la noche a la mañana, un virus canalla llevó a que los gobiernos cerraran sus negocios y empresas y enclaustraran a naciones enteras en sus casas Seguir leyendo

La crónica de la semana

Paula Nevado

Los domingos, en los años ochenta y noventa,  los comentaristas políticos de cada periódico firmaban su crónica de la semana. En realidad, eran análisis más o menos intencionados de lo que les había llamado la atención del acontecer político y partidario. Algunos incluso se esmeraban en dar alguna noticia y, Seguir leyendo

La batalla política más triste

Paula Nevado

Decrece, con demasiada lentitud, eso sí, la agresividad mortal de la pandemia: menos fallecidos, bajan los ingresos hospitalarios y se dan más altas. Se entreabre la puerta hacia otra etapa: podremos salir a la calle, pasear, hacer deporte y disfrutarlo; y comienzan a abrir establecimientos y comercios. Todo con control: Seguir leyendo

La dificultad de pensar

Paula Nevado

Hace unos años, un familiar me espetó con enfado que a él no le habían enseñado “a analizar películas” en la escuela y la universidad. Hice una referencia a un giro de guión en el último tercio del film que comentábamos y cayó en la cuenta, se lo explicó todo. Seguir leyendo

El futuro en un informe

Paula Nevado

El informe del FMI del pasado martes 14 sobre la España de la covid-19 (8% de caída del PIB y más del 20% de desempleo este año) fue un duro estacazo. Hasta la ministra de Hacienda y portavoz, María Jesús Montero, tan curtida, horas después de la alarma intentaba explicarse Seguir leyendo

La peste

Paula Nevado

Hace escasamente un año pudimos ver la segunda temporada de la serie española de Movistar “La Peste”. Sucede en la Sevilla del siglo XVI, en pleno auge del imperio español de los Austrias. Su director, Alberto Rodríguez – el cineasta andaluz que sabe encontrar en su tierra otros misterios más Seguir leyendo

Contra el relato

Paula Nevado

Todos hemos oído – y algunos utilizado con frecuencia – la palabra relato. Siempre significó narración de carácter literario normalmente breve. Pero desde finales del siglo XX, nos llega con otra semántica. Se trata de la organización del mensaje(s) que se expresa por boca del político, el empresario influyente, portavoces Seguir leyendo

El virus de la insolidaridad recorre Europa

Paula Nevado

De nuevo, los europeos iniciamos la representación de una nueva tragicomedia de enredo atestada de soporíferas reuniones inservibles hasta concluir en la irritación y el estupor. Hace unos cuantos años, le tocó la china a los griegos y enorme fue la pedrea (de pedrada) que llovió sobre la cabeza de Seguir leyendo

Cerrar

Acerca de este blog

Este blog nace de la necesidad de contar algo, por insignificante que sea, sobre todo aquello que me interesa o inquieta y que casi siempre tendrá relación con la comunicación humana en su sentido más amplio.

La política, la economía, las artes, los placeres de la vida, como la gastronomía, el cine o la literatura tienen aquí cabida. El mundo actual en crisis se ha convertido en una noria de opiniones libérrimas, con frecuencia desencajadas, que se afanan en la crítica feroz más que en tejer futuro.

Los líderes sociales de aquí y allá, lo admitan o no, se han quedado sin respuestas. Continúan sus tareas con torpeza ayudados por viejas recetas que abandonan de inmediato porque ninguna le sirve.

En esta especie de equivocación colectiva en la que estamos embarcados, este bloguero sólo pretende vivaquear en nuestro azaroso caminar a tientas con la pretensión de encontrar en alguna ocasión esa pepita de luz que nos recuerde que la esperanza es la emoción humana más necesaria de recuperar en este tiempo.