Categoría: Mundo líquido

La deriva

Paula Nevado

El Parlamento Europeo aprobó el pasado jueves, con el voto en contra de los diputados del PP, una resolución que exige a Bruselas vigilar de manera más estricta a Polonia y Hungría para evitar su deriva autoritaria y garantizar la independencia de la justicia polaca. Es una demostración muy potente Seguir leyendo

Medio ambiente: asignatura mayor

Paula Nevado

Hablo de memoria y puede que baile algún nombre o fecha, pero no creo estar equivocado en el fondo. La primera persona nombrada con rango de Directora General de Medio Ambiente en un Gobierno de la Nación fue Concepción Sáez. Sucedió en el primer gobierno de Felipe González y fue Seguir leyendo

Romper el Frente

Paula Nevado

Esta tarde se conocerá si al fin hay gobierno. Han sido días de debates broncos que no presagian buen futuro. Cataluña ha sido el objeto central de los encontronazos porque, en realidad, el acuerdo entre socialistas y Esquerra ha sido la auténtica novedad que puede hacer a Pedro Sánchez presidente Seguir leyendo

Conversación o desorden

Paula Nevado

Cerramos 2019 con la herida catalana más sangrante que nunca. Ahora, es la sentencia del TJUE, que permite a Puigdemont y Comín obtener el acta de parlamentarios europeos y a Junqueras orientado hacia el mismo camino que el Tribunal Supremo trata de desbrozar jurídicamente, pues la máxima instancia judicial europea Seguir leyendo

Ahora o nunca

Paula Nevado

Nuestra España institucional y política es una yincana interminable: no encuentra el hueco por donde salir del enredo en el que está peligrosamente sumida desde hace demasiado tiempo. No somos (y no es consuelo) una excepción: el mundo desarrollado, y aquel que aspira a serlo, atraviesa por trances parecidos. Incluso teniendo Seguir leyendo

Patriotas

Paula Nevado

¿Qué queda de los patriotas? ¿O qué carajo es el patriotismo en estos tiempos? Seguramente, gran parte de la literatura que mana de la palabra patria es semántica gastada de tanto (mal) uso, como escribieran refiriéndose al amor María y Manuel Álvarez para la gran Rocío Jurado. Acaso son ya Seguir leyendo

Verde que te quiero verde

Paula Nevado

“Verde que te quiero verde”. Lorca siempre presente. Un siglo de moda y lo que te rondaré. Estos últimos días del año, Madrid es la capital del mundo del clima. El azar (Chile no pudo organizar la Cumbre del Clima), la decisión política (Pedro Sánchez tuvo la intuición y los Seguir leyendo

La inestabilidad no acaba nunca

Paula Nevado

Tenemos la sensación de que el 10-N pasó hace un siglo aunque en realidad fue ayer. Como vivimos una época que nos arrastra el tiempo a más velocidad que nunca, quizás deberíamos recordar de forma sumaria qué ocurrió en esa jornada para tratar de entender (contextualizar) de qué van las Seguir leyendo

Los ERE: la conmoción

Paula Nevado

Algunos colegas han relatado con tino la reacción de los ex presidentes Chaves y Griñán y otros encausados al leer la sentencia. Fue como si una bomba les hubiera estallado en la barriga. Algunos se indignaron y otros, la mayoría, se hundieron; absortos y con el alma quebrada salieron del Seguir leyendo

Desnudos y felices

Paula Nevado

Hace unas semanas, sentado junto a unos amigos en la barra-bar antesala del restaurante madrileño El Columpio (veganismo y huevos rotos con foie en un gran espacio adornado con objetos simpáticos) en el Chamberí palaciego más exclusivo, me llamó la atención cómo los jóvenes clientes, ellas y ellos, salían rojizos y felices Seguir leyendo

Cerrar

Acerca de este blog

Este blog nace de la necesidad de contar algo, por insignificante que sea, sobre todo aquello que me interesa o inquieta y que casi siempre tendrá relación con la comunicación humana en su sentido más amplio.

La política, la economía, las artes, los placeres de la vida, como la gastronomía, el cine o la literatura tienen aquí cabida. El mundo actual en crisis se ha convertido en una noria de opiniones libérrimas, con frecuencia desencajadas, que se afanan en la crítica feroz más que en tejer futuro.

Los líderes sociales de aquí y allá, lo admitan o no, se han quedado sin respuestas. Continúan sus tareas con torpeza ayudados por viejas recetas que abandonan de inmediato porque ninguna le sirve.

En esta especie de equivocación colectiva en la que estamos embarcados, este bloguero sólo pretende vivaquear en nuestro azaroso caminar a tientas con la pretensión de encontrar en alguna ocasión esa pepita de luz que nos recuerde que la esperanza es la emoción humana más necesaria de recuperar en este tiempo.