Categoría: Mundo líquido

Democracia o barbarie

Paula Nevado

Celebramos el 40 aniversario de la Constitución. No es una efeméride cualquiera. Este número tiene un grave significado para muchos españoles. Fue el tiempo que, más o menos, duró la dictadura franquista, pero también la etapa más larga que hemos disfrutado de libertad, prosperidad y derechos civiles; de democracia plena Seguir leyendo

Comer república

Paula Nevado

De Cataluña llegan noticias normales los últimos días. Decenas de miles de trabajadores de varios sectores económicos y profesiones (médicos, bomberos, estudiantes…) protestan y reclaman en las calles y centros de trabajo o docentes por cuestiones bien reconocibles y naturales: subidas salariales, cumplimiento de convenios colectivos, rebaja de tasas universitarias… Seguir leyendo

El viaje

Paula Nevado

Llama la atención – y también a la crítica – los numerosos viajes oficiales al extranjero que realiza el presidente Pedro Sánchez. Casi se nos había olvidado que los presidentes del Gobierno y sus ministros también salen fuera del país. Rajoy se quedó clavado como una seta en La Moncloa Seguir leyendo

Vendaval de pesimismo

Paula Nevado

Cuando se dividen las sociedades es imposible el diálogo y se aplasta la concordia. Fijémonos en el fenomenal espectáculo que nos ofrece en los últimos meses un Reino Unido a palos a propósito del Brexit. O el atasco catalán. En Europa crece la división, la rabia y el odio en Seguir leyendo

Humor errado

Paula Nevado

Escribe la socióloga Olivia Muñoz-Rojas en el periódico El País que “quizás el mejor antídoto contra el odio, además de una educación crítica y amplia de miras, sea desconectarse de las redes sociales” infectadas de información (?) tóxica. No le falta razón. Los desconectados vivimos algo más tranquilos; sin embargo, Seguir leyendo

El entierro infinito

Paula Nevado

La movida de los restos de Franco ya no mola ni a los más acérrimos antifascistas. El gobierno lo lleva mal y la Iglesia católica peor. Los únicos que permanecen inmutables y en su sitio son los Franco, arrogantes y retadores como postreros y ricos camisas viejas. Demasiados días – Seguir leyendo

Escalofrío en el Supremo

Paula Nevado

El pasado jueves 25 de octubre, el Presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, y Rodrigo Rato – camino de la cárcel – pidieron perdón a los españoles. El primero se presentaba humilde ante la sociedad tras el escándalo de haber parado un fallo de una de las secciones de la Seguir leyendo

De prostíbulos y herriko tabernas

Paula Nevado

Nuestra olla política cuece con ebullición desmedida: putas, herriko tabernas y Waterloo. Nos movemos más allá de la irritación casi circense de nuestras derechas y los increíbles equilibrios malabares del presidente Pedro Sánchez para sacar los Presupuestos Generales del Estado. Entre tanto, la cocina del mundo enfría su optimismo económico Seguir leyendo

Los gritos del fantasma

Paula Nevado

Las voces contra el Presidente del Gobierno vuelven con el desfile militar del 12 de octubre. Se nota que ha llegado de nuevo un socialista a la Moncloa. Rodríguez Zapatero aguantó estoico durante años grandes escandaleras de derechistas, muchos de ellos, como se conoció en su momento, militantes del PP. Seguir leyendo

El Guernica es un bulo

Paula Nevado

Los estragos del bulo y las noticias falsas que inundan el mundo no son ajenos a España. Cada día se incorporan más personas y estudiosos para profundizar en un fenómeno tan dañino. Clara Jiménez es una joven que, desde la web maldita.es, nos muestra los trabajos de verificación de noticias Seguir leyendo

Cerrar

Acerca de este blog

Este blog nace de la necesidad de contar algo, por insignificante que sea, sobre todo aquello que me interesa o inquieta y que casi siempre tendrá relación con la comunicación humana en su sentido más amplio.

La política, la economía, las artes, los placeres de la vida, como la gastronomía, el cine o la literatura tienen aquí cabida. El mundo actual en crisis se ha convertido en una noria de opiniones libérrimas, con frecuencia desencajadas, que se afanan en la crítica feroz más que en tejer futuro.

Los líderes sociales de aquí y allá, lo admitan o no, se han quedado sin respuestas. Continúan sus tareas con torpeza ayudados por viejas recetas que abandonan de inmediato porque ninguna le sirve.

En esta especie de equivocación colectiva en la que estamos embarcados, este bloguero sólo pretende vivaquear en nuestro azaroso caminar a tientas con la pretensión de encontrar en alguna ocasión esa pepita de luz que nos recuerde que la esperanza es la emoción humana más necesaria de recuperar en este tiempo.