Categoría: Buena digestión

Atrévete, come un torrezno

Paula Nevado

Anoche abrí una botella de gin Nordés que me ha regalado una joven amiga con gran gentileza. Es una ginebra gallega que se vende gracias a su insólito poder de trago bravo y profundo, y no tanto -o al menos eso espero- por el texto que han preparado sus propagandistas Seguir leyendo

Cantabria y el riego natural

Paula Nevado

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, mantiene abiertos durante todo el tiempo diferentes frentes dialécticos que abarcan las materias más dispares: desde sus relaciones chistosas y socarronas con nuestra Casa Real y sus reyes,  hasta la exaltación de las proezas sexuales del oso pardo macho libre en las sierras Seguir leyendo

Sierra de Gata

Paula Nevado

Disfrutamos de la primavera más verde y húmeda de los últimos lustros. Los campos se han adueñado de la lujuria y las arboledas, tras la noche de tormenta, amanecen frondosas y bailarinas como amantes satisfechos. Las nubes ora acompañan ora se esconden, mientras la suave temperatura permite que las flores Seguir leyendo

Manos de pólvora

Paula Nevado

El vasto mundo de la alimentación y las bebidas es impredecible y azaroso, y también sorprendente y hasta divertido. Por ejemplo, el canal de hostelería, restauración y cafeterías (HORECA) sale de la crisis como un huracán imparable que nunca para de crecer. En Barcelona y Madrid, pero también en ciudades Seguir leyendo

No rechaces todo lo que desconoces

Paula Nevado

“Desengáñate, Pepe, los productos ultraprocesados son muy malos”. Mi amigo, el doctor Rodríguez Agullo, un internista de los de antes, o sea, con ojo clínico, está muy enfadado este mediodía a pesar de que ya se tomó de aperitivo su cerveza acompañada de una tapa de champiñón en salsa. Lleva Seguir leyendo

La boda y la grúa

Paula Nevado

La semana pasada llegó a casa la cuarta invitación de boda del año. Es el día 22 de septiembre. Se trata de los hijos de unos amigos de siempre, los casa un concejal (también amigo del novio) en la Casa de la Panadería de Madrid;  de ahí marcharemos hasta un Seguir leyendo

Pedid agua del grifo

Paula Nevado

Es asombrosa la cantidad de patrañas que se inventan -e incluso terminan por hacerse creíbles- acerca de nuestra alimentación, formas de vida saludable, acicalamiento, belleza y estilo. Gran parte de ellas vienen avaladas por “estudios científicos” dictados por afamados profesionales de variadas especialidades, recomendados por creadores de moda e “inventores Seguir leyendo

En la feria amanece muy temprano

Paula Nevado

Feria de Sevilla. Toda una ciudad que se va a vivir (beber y olvidar bailando) a un inmenso descampado pinchado de casetas. No es un acontecimiento único -el mundo está lleno de ferias- pero sí el más peculiar. El diario ABC de Sevilla, que es algo así como el cronicón familiar Seguir leyendo

¿Comemos mal? Un malestar creciente

Paula Nevado

Si estamos atentos al vasto mundo de la alimentación, observaremos sin gran esfuerzo que algo no va bien; que el sector arrastra una cojera creciente llamada sospecha de fraude o amaños; se le acusa de ser contribuyente neto en algunas de nuestras enfermedades más extendidas y, yendo más allá: el Seguir leyendo

Llegan los espárragos

Paula Nevado

Ya están entre nosotros los espárragos blancos, un prodigio de fibra; y muy pronto nos inundarán los trigueros verdes. El espárrago anuncia la primavera. Un amigo me invitó el miércoles pasado a disfrutarlos en La Taberna de Pedro (Montalbán, 3, Madrid). El maître dispuso en una bellísima fuente plana una Seguir leyendo

Cerrar

Acerca de este blog

Este blog nace de la necesidad de contar algo, por insignificante que sea, sobre todo aquello que me interesa o inquieta y que casi siempre tendrá relación con la comunicación humana en su sentido más amplio.

La política, la economía, las artes, los placeres de la vida, como la gastronomía, el cine o la literatura tienen aquí cabida. El mundo actual en crisis se ha convertido en una noria de opiniones libérrimas, con frecuencia desencajadas, que se afanan en la crítica feroz más que en tejer futuro.

Los líderes sociales de aquí y allá, lo admitan o no, se han quedado sin respuestas. Continúan sus tareas con torpeza ayudados por viejas recetas que abandonan de inmediato porque ninguna le sirve.

En esta especie de equivocación colectiva en la que estamos embarcados, este bloguero sólo pretende vivaquear en nuestro azaroso caminar a tientas con la pretensión de encontrar en alguna ocasión esa pepita de luz que nos recuerde que la esperanza es la emoción humana más necesaria de recuperar en este tiempo.