Categoría: Buena digestión

Un reserva de 2010

Paula Nevado

Nuestro país viene haciendo cosas muy bien y con mucho esfuerzo. No todo, ni mucho menos, es regular, malo o un desastre aunque sea lo que destaque en esta España  globalizada superairada, crítica y depresiva. Leo esta mañana que las exportaciones de vino crecen en el último semestre por encima Seguir leyendo

La rebelión de los galeotes

Paula Nevado

Los aeropuertos nos sorprenden de nuevo las últimas semanas. Y no es por causa de dramáticos accidentes, sus aglomeraciones, retrasos y esos restaurantes y tiendas que dan galipuches y malas prendas de algodón a precios de esquilma como me he referido en comentarios anteriores. Son las personas que allí operan Seguir leyendo

Caramelos clandestinos

Paula Nevado

Algunos días Clos y yo distraemos la comida del mediodía tomando un bocadillo sentados en el banco que no tenga cagadas de paloma en la gran plaza frente a nuestra oficina. Nos relajamos con el movimiento del asfalto. Porque ya no observamos lo que ocurre en la rúa aunque la Seguir leyendo

Un influencer llama a tu puerta

PAULA NEVADO

Algunos (o muchos, no se sabe) bloggers, youtubers e influencers quieren comer en restaurantes chic o dormir en hoteles con encanto por la cara. El menudeo de este tipo de activistas de la imagen, la pluma y el espectáculo está creciendo a modo de creer a Begoña Rodrigo, chef de Seguir leyendo

Un mundo sin referencias

Paula Nevado

Mi vecina Angus no cree a los alarmistas,  sabiondos, enterados, modernos ni a los lectores apresurados de artículos refritados de informes científicos (o que así se venden). Y tampoco a los que interpretan los prospectos de las medicinas. Su penúltima respuesta sabia la recibió una vegana integrista como si de Seguir leyendo

La basura de la memoria

Paula Nevado

En los primeros meses de la Guerra Civil española los jóvenes fotógrafos Robert Capa y Gerda Taro llegaron desde París para cubrir el gran acontecimiento de sangre. Con el tiempo dejaron las imágenes que identifican aquella lucha fratricida en todo el mundo; aunque ellos nunca estuvieron satisfechos del todo de Seguir leyendo

Cerrar

Acerca de este blog

Este blog nace de la necesidad de contar algo, por insignificante que sea, sobre todo aquello que me interesa o inquieta y que casi siempre tendrá relación con la comunicación humana en su sentido más amplio.

La política, la economía, las artes, los placeres de la vida, como la gastronomía, el cine o la literatura tienen aquí cabida. El mundo actual en crisis se ha convertido en una noria de opiniones libérrimas, con frecuencia desencajadas, que se afanan en la crítica feroz más que en tejer futuro.

Los líderes sociales de aquí y allá, lo admitan o no, se han quedado sin respuestas. Continúan sus tareas con torpeza ayudados por viejas recetas que abandonan de inmediato porque ninguna le sirve.

En esta especie de equivocación colectiva en la que estamos embarcados, este bloguero sólo pretende vivaquear en nuestro azaroso caminar a tientas con la pretensión de encontrar en alguna ocasión esa pepita de luz que nos recuerde que la esperanza es la emoción humana más necesaria de recuperar en este tiempo.