Autor: pepenevado

A descansar el que pueda

Paula Nevado

El Presidente del Gobierno se va de vacaciones lanzando una proclama muy del gusto de los populares: España va bien, la economía crece que es un escándalo, y en cuanto a ese problema de Cataluña lo arreglaremos con la ayuda del PSOE y Ciudadanos. Y se queda como Dios en Seguir leyendo

La basura de la memoria

Paula Nevado

En los primeros meses de la Guerra Civil española los jóvenes fotógrafos Robert Capa y Gerda Taro llegaron desde París para cubrir el gran acontecimiento de sangre. Con el tiempo dejaron las imágenes que identifican aquella lucha fratricida en todo el mundo; aunque ellos nunca estuvieron satisfechos del todo de Seguir leyendo

Agua zarca

Paula Nevado

La mayoría de los centros de prospectiva económica aventuran un crecimiento económico para España extraordinario por encima del 3%, incluso arañando la fabulosa cifra del 4%, este y el próximo año. Él aluvión de turistas y el sistemático goteo de acontecimientos como el Orgullo, que se celebra estos días en Seguir leyendo

Siempre será verano

Paula Nevado

Es verano; bueno, el verano se nos ha agarrado a la espalda para no bajarse de ella nunca. Por lo menos así cantan a coro los mundos de la ciencia y de la experiencia. En un estado cuasi febril permanente, el instinto natural que aún nos guía nos arrastra sin Seguir leyendo

Cerrar una televisión

Paula Nevado

No es nuevo que la libertad de expresión está amenazada de gravedad; a diario se le retuerce la mano que lleva el bolígrafo, y es frecuente que se le amordace de mil maneras, incluyendo el disparo al periodista. Su deterioro va parejo al de la democracia. El imperio de internet Seguir leyendo

Cerrar

Acerca de este blog

Este blog nace de la necesidad de contar algo, por insignificante que sea, sobre todo aquello que me interesa o inquieta y que casi siempre tendrá relación con la comunicación humana en su sentido más amplio.

La política, la economía, las artes o el cine tienen aquí cabida cuando vengan traídas por el buen sentido y la oportunidad.

El mundo actual en crisis se ha convertido en una noria de opiniones libérrimas, con frecuencia desencajadas, y de miedo a casi todo.

Los líderes sociales de aquí y allá, lo admitan o no, se han quedado sin respuestas. Continúan sus tareas con torpeza ayudados por recetas que abandonan de inmediato porque ninguna tiene éxito.

En esta especie de equivocación colectiva en la que nos hemos embarcado, este bloguero sólo pretende vivaquear en nuestro azaroso día a día con la pretensión de encontrar en alguna ocasión esa pepita de luz que nos recuerde que la esperanza es la emoción humana más necesaria de recuperar en este tiempo.