La importancia del jefe de prensa

Paula Nevado
Fotografía: Paula Nevado

Pedro Sánchez continúa asombrando con la formación de su gobierno. Sus lecturas son múltiples y la mayoría, positivas. Los medios de comunicación y analistas políticos (también la opinión pública) las vienen resaltando los últimos días: la amplia mayoría de mujeres en el Consejo, que continúa haciendo crecer la marea, ojalá inagotable, del 8M; y la incorporación de personalidades, independientes o no, de contrastada valía profesional y técnica, da al Consejo de Ministras y Ministros (de nuevo aquí la batalla del lenguaje ligada al género) una pátina de brillantez y anticipada solvencia como no se recuerda en anteriores gobiernos si exceptuamos el primer ejecutivo que nombró Felipe González.

Los ministros se han ido dando a conocer uno a uno de manera cadenciosa para destacar en el pie de foto un mensaje preciso. Borrell, el jacobino europeista, llegado para reponer la maltrecha imagen de España y mandar un aviso a los separatistas que lo detestan y a la derecha que denuncia que Pedro Sánchez se ha entregado a la anti-España; Carmen Calvo para remarcar el compromiso con la igualdad que domina el remozado ideario socialista; la total sintonía con Bruselas (¿quién se parece a Italia?) y la ortodoxia económica de Nadia Calviño, o el mensaje tan contundente contra la corrupción que lleva la incorporación de dos jueces y una fiscal al Consejo. Una puesta en escena impecable, un suceder de mensajes claros durante días ciertamente exitosos, un posado, en fin, todo mediático.

Porque la otra gran novedad que trae el Presidente Sánchez se llama comunicación política elevada a su máxima expresión. Su asesor Iván Redondo se exhibe en este desfile con tanto foco o más que los ministros. En el mismo instante que fue nombrado presidente Pedro Sánchez por el Congreso, apareció junto a su cara aniñada el titular de una gesta: éste es el hombre que lo ideó todo. Nunca un responsable de comunicación política en España tuvo tamaña notoriedad ni se le atribuyeron tantos méritos. Es el signo del nuevo tiempo. Mandan el big data, la velocidad del tuit y la malla planetaria de las redes sociales hasta tal punto que el Presidente se lleva al hombre que conoce de todo esto como jefe de su Gabinete. Los miembros del gobierno tienen que demostrar todos, uno por uno, que son capaces de cumplir lo prometido, pero el gurú político ya ha concluido su trabajo con matrícula. Ahora toca pencar a los políticos.

 

Cerrar la grieta

 

Claro que no todo es pompa y circunstancia, también el amplio mantón desplegado tiene sus deshilaches. Llama la atención el excesivo número de ministros y el muy diferente zurrón de competencias asignados a unos y otros. Parece que hubiera seis o siete que son ministros y el resto, Secretarios de Estado o menos. También es preocupante ese incesante pasar de una mano a otra la responsabilidad política sobre el CNI, y la insistencia de los presidentes en no crear una Vicepresidencia Económica. Y más rajones que aparecerán en próximas fechas, pues la brillantez de la puesta en escena del estreno de la obra oculta también el desconchado. En todo Consejo de Gobierno encontramos a ministros por capricho, por afecto del Presidente o conveniencia política espúrea. Aunque más allá de todo esto, Sánchez ha conseguido trasladar  la imagen de que apuesta por concluir esta legislatura y otra más.

Claro que Cataluña espera: esa es la batalla que lo decide todo. Si logra bajar el suflé catalán, ni la derecha ni Pablo iglesias podrán con él. Primero salió a escena el jacobino y la señora del 155, ahora toca ir cerrando la enorme grieta. Esto va de cisma territorial y políticos presos. La fuerza de la comunicación política no es suficiente en estos casos.

PAULA NEVADO
A Paula Nevado, su inquietud y sensibilidad familiar, le han llevado a formarse en diferentes disciplinas creativas y trabajos artesanales. Desde hace años se las tiene con la luz y sus caprichos para adobar con ellos las imágenes que le interesan. Con esta colaboración traslada de manera abierta la búsqueda del mundo que solo puede capturar su ojo. Puedes seguir su trabajo en Instagram: @paula_nevado

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Cerrar

Acerca de este blog

Este blog nace de la necesidad de contar algo, por insignificante que sea, sobre todo aquello que me interesa o inquieta y que casi siempre tendrá relación con la comunicación humana en su sentido más amplio.

La política, la economía, las artes, los placeres de la vida, como la gastronomía, el cine o la literatura tienen aquí cabida. El mundo actual en crisis se ha convertido en una noria de opiniones libérrimas, con frecuencia desencajadas, que se afanan en la crítica feroz más que en tejer futuro.

Los líderes sociales de aquí y allá, lo admitan o no, se han quedado sin respuestas. Continúan sus tareas con torpeza ayudados por viejas recetas que abandonan de inmediato porque ninguna le sirve.

En esta especie de equivocación colectiva en la que estamos embarcados, este bloguero sólo pretende vivaquear en nuestro azaroso caminar a tientas con la pretensión de encontrar en alguna ocasión esa pepita de luz que nos recuerde que la esperanza es la emoción humana más necesaria de recuperar en este tiempo.