Cada día tiene su demonio

España adopta cada mañana un demonio diferente, olvidando quien la escandalizó el día anterior. El jueves, y hasta bien entrado el viernes último, quiénes apestaban a azufre eran Rajoy y el PP,  pero hoy quizás sea Sánchez el nuevo Pedro Botero. Así van las cosas en el país: ángeles y demonios se mezclan y ya nadie sabe con quién habla.

Pero vayamos por partes. El nuevo alboroto arranca al conocerse el fallo del juicio central de la Gürtel. Los jueces condenan a altas penas de cárcel a los cabecillas de la trama -Bárcenas entre ellos- y describen en su sentencia un sombrío y aterrador estado de cosas: los golfos del clan Correa vivieron como Dios mezclados y confundidos con los populares.

Unos y otros se lucraron mutuamente del erario público a placer. Aquello que se había venido negando durante una década por los populares es desmentido por la investigación judicial de la Audiencia Nacional. Y hasta Mariano Rajoy, testigo en esta vista, queda en entredicho pues pudo haber mentido.

El fallo ha hecho que repiquen todas las alarmas políticas y mediáticas. Lo que ya venía siendo un clamor: “¡Mariano, abandona la presidencia del Gobierno pues diriges un partido corrupto!”, lo vienen a confirmar, al menos en parte, los jueces.

Y todos los partidos de la oposición dicen que hasta aquí llegó la riada de basura y desprestigio. Claro que socialistas y Ciudadanos no comparten la manera de resolver el tercer acto del drama. Aquí se abre un nuevo cisma entre ellos que aprovechará el PP para abrasar con lava a unos y otros.

Ahora el PP, cuando los socialistas se acompañan en su censura al gobierno de Podemos con sus mareas, PdeCat, ERC y otros minoritarios, como el dúo de Bildu, dirá que la anti España quiere asaltar el gobierno desde el que Rajoy genera tranquilidad y da certidumbre económica, y montará un enorme lío de noticias de todo orden (también fake) con la mandanga del miedo hasta conseguir negar aquello que casi todo el mundo tiene por evidente. Porque Rajoy persiste en aguantar en el gobierno en la creencia de que pasados dos años o más el vendaval amaine y su partido y él recuperen aliento.

Cuando escribo esta nota casi todo es un barullo de intenciones, un murmullo de múltiples conversaciones en el mercado de la política y un conteo ansioso con el ábaco de las ambiciones. Mariano Rajoy está quemado, sí, y su partido es un apestado que se cuartea, también, pero la toma de la Moncloa de nuevo por los socialistas no la tenían prevista y menos aún con la ayuda de Puigdemont.

Con la embestida brutal contra los socialistas (y pronto Rivera), tratarán de convertir su gestión de gobierno en un ideal frente a las intenciones siniestras de los que pretenden arrebatárselo. La batalla que nunca ha dado el PP para sacar al país de su postración y la grieta catalana, reaparecerá en los próximos días como un bosque de lanzas contra las pretensiones de Pedro Sánchez. Y de nuevo dibujará de negro el diluvio que caerá sobre la España moderna que construye si triunfa el enemigo.

Nadie sabe cómo acabará el nuevo capítulo de esta arrabalera batalla política en la España de la crisis política crónica. Pero es fácil suponer que el proceso de salida del poder de los populares no será ordenado. Dirán que han aguantado demasiado tiempo como para que ser desalojados de la Moncloa por milicia tan abyecta. Preferirán no rendir el Alcázar. Rajoy, un nuevo Moscardó. Y todo porque PSOE y Ciudadanos se disputan la primacía en la oposición. ¿Le han explicado alguna vez a los líderes de estos partidos que esto no va de poder, sino de dignidad y decencia política?

PAULA NEVADO
A Paula Nevado, su inquietud y sensibilidad familiar, le han llevado a formarse en diferentes disciplinas creativas y trabajos artesanales. Desde hace años se las tiene con la luz y sus caprichos para adobar con ellos las imágenes que le interesan. Con esta colaboración traslada de manera abierta la búsqueda del mundo que solo puede capturar su ojo. Puedes seguir su trabajo en Instagram: @paula_nevado

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Cerrar

Acerca de este blog

Este blog nace de la necesidad de contar algo, por insignificante que sea, sobre todo aquello que me interesa o inquieta y que casi siempre tendrá relación con la comunicación humana en su sentido más amplio.

La política, la economía, las artes, los placeres de la vida, como la gastronomía, el cine o la literatura tienen aquí cabida. El mundo actual en crisis se ha convertido en una noria de opiniones libérrimas, con frecuencia desencajadas, que se afanan en la crítica feroz más que en tejer futuro.

Los líderes sociales de aquí y allá, lo admitan o no, se han quedado sin respuestas. Continúan sus tareas con torpeza ayudados por viejas recetas que abandonan de inmediato porque ninguna le sirve.

En esta especie de equivocación colectiva en la que estamos embarcados, este bloguero sólo pretende vivaquear en nuestro azaroso caminar a tientas con la pretensión de encontrar en alguna ocasión esa pepita de luz que nos recuerde que la esperanza es la emoción humana más necesaria de recuperar en este tiempo.