Un Año

Mariano Rajoy
Fotografía: Mariano Rajoy
Mariano Rajoy
Mariano Rajoy / Efe

Todo el mundo político y periodístico habla estos días del primer aniversario del gobierno Rajoy. Sin embargo, en el bar no entienden cómo tantos tertulianos llaman aniversario a lo que no es más que un insoportable parte de bajas. Porque desde que llegó Mariano Rajoy a la Moncloa este país no es si no una guerra de banqueros y otros poderosos contra el resto. El resultado de este primer cuarto de partido es bien conocido: 600.000 parados más y un 20 por ciento más pobre la mayoría de todos nosotros. Pero no deberíamos desfallecer, en el segundo cuarto las bajas pueden incrementarse según apuntan todos los datos que nos anticipan.

El Gobierno, no obstante, no va tan mal como el país. Salvo la realidad, todo se confabula con él y le ayuda a mantenerse en pie y con determinación. Lo cuentan sus hagiógrafos: Rajoy entró a gobernar un país en ruinas: una Administración sin un euro y un sistema financiero en quiebra y saqueado. ¡Y está poniendo las bases para el crecimiento futuro!. Tiene, además, la bendición de carecer de oposición política y sindical relevante. Todo son mareas blancas, verdes o rojas pero cada una va a la suya. O sea, guerrillas que sofocan periódicos, policía y propaganda. Y algo aún más determinante: son los únicos, pues han borrado el futuro de la mirada de las gentes.

Así las cosas, ¿quién no desea que le salgan las cuentas bien al Gobierno?, ¿quién le va poner palos en las ruedas?, ¿quién es el loco que se precipita voluntariamente sobre la nada?. Estos son los activos de Rajoy, su tesoro. Él y los suyos son los únicos amos del ruedo, aún siendo muchos de ellos toros cojos y bizcos. Y harán lo que se les ocurra en cada momento pues nadie, salvo ellos mismos, les pondrá freno. Por ejemplo, se observa cómo a medida que todo es más oscuro y pobre, el Gobierno se muestra más soberbio y agresivo. Si en los últimos meses han tomado decisiones impensables hace solo un año, se puede pensar que mañana decidirían suspender la autonomía catalana. Muchos de sus escoltas están en ello.

Artículos relacionados

Un comentario en “Un Año”

  1. Cuánta razón tienes Pepe!
    Esto se ha puesto en deriva “bola de nieve”. Ya nos hemos acostumbrado a todo.
    O sea que mañana más.

    De Guindos ha dicho “que la subida del IVA no está sobre le mesa. Está en el cajón. Decir que no es sinónimo a decir que sí mañana. Y no pasa nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Cerrar

Acerca de este blog

Este blog nace de la necesidad de contar algo, por insignificante que sea, sobre todo aquello que me interesa o inquieta y que casi siempre tendrá relación con la comunicación humana en su sentido más amplio.

La política, la economía, las artes, los placeres de la vida, como la gastronomía, el cine o la literatura tienen aquí cabida. El mundo actual en crisis se ha convertido en una noria de opiniones libérrimas, con frecuencia desencajadas, que se afanan en la crítica feroz más que en tejer futuro.

Los líderes sociales de aquí y allá, lo admitan o no, se han quedado sin respuestas. Continúan sus tareas con torpeza ayudados por viejas recetas que abandonan de inmediato porque ninguna le sirve.

En esta especie de equivocación colectiva en la que estamos embarcados, este bloguero sólo pretende vivaquear en nuestro azaroso caminar a tientas con la pretensión de encontrar en alguna ocasión esa pepita de luz que nos recuerde que la esperanza es la emoción humana más necesaria de recuperar en este tiempo.