15-M

Manifestación 15-M
Fotografía: Manifestación 15-M
Manifestación 15-M
Manifestación 15-M
La Política con mayúsculas está de enhorabuena. Decenas de miles de ciudadanos, jóvenes en su mayoría, la reivindica con ardor y hermosura en las plazas de España. Exigen un oficio político noble que busque el beneficio de la mayoría.

Gobiernos y oposiciones de todo signo, arrollados por los mercados financieros, ya no sirven, no pueden vencer el paro y la corrupción. Y el ciudadano alerta se ha dado cuenta de esta impotencia y ha decidido tomar la palabra. Lo primero que ha hecho es sacar la tarjeta roja a los partidos mayoritarios; a los socialistas, que han defraudado, y a los populares porque ya conocen como se las gastan. Por ello se adelantan proclamando nuevos sistemas electorales que castiguen a ambos ya. No obstante, el primer damnificado será el PSOE, pero al PP le espera algo aún peor si continúa de la mano de esos que llevan a España a su total precarización. Así pues, la lectura es clara: más política, más democracia, trabajo, vivienda y decencia, es decir, todo asquerosamente normal y, por ello, revolicionario.

Los políticos más veteranos como Felipe Gónzalez, Delors, incluso Junkers, hace años que reivindican el reforzamiento de la política y sus instituciones como única manera de detener el huracán de los mercados rampantes. Ya tienen respuesta, ya se está exigiendo en las plazas de todo el país (y ojalá prenda el resto de Europa). Miles de ciudadanos expresan con luminosidad su compromiso con la política y la democracia como únicas armas para defenderse de la barbarie.

Ahora falta que los partidos políticos establecidos sepan interpretarlo y que los amos del dinero alcancen a preocuparse. Gobiernos, jueces o medios de comunicación, por ejemplo, deberían dar de inmediato el primer paso. Quiénes crean que esta movida se acaba con el apaleamiento de los socialistas van dados, se equivocan de medio a medio.

Artículos relacionados

Un comentario en “15-M”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Cerrar

Acerca de este blog

Este blog nace de la necesidad de contar algo, por insignificante que sea, sobre todo aquello que me interesa o inquieta y que casi siempre tendrá relación con la comunicación humana en su sentido más amplio.

La política, la economía, las artes, los placeres de la vida, como la gastronomía, el cine o la literatura tienen aquí cabida. El mundo actual en crisis se ha convertido en una noria de opiniones libérrimas, con frecuencia desencajadas, que se afanan en la crítica feroz más que en tejer futuro.

Los líderes sociales de aquí y allá, lo admitan o no, se han quedado sin respuestas. Continúan sus tareas con torpeza ayudados por viejas recetas que abandonan de inmediato porque ninguna le sirve.

En esta especie de equivocación colectiva en la que estamos embarcados, este bloguero sólo pretende vivaquear en nuestro azaroso caminar a tientas con la pretensión de encontrar en alguna ocasión esa pepita de luz que nos recuerde que la esperanza es la emoción humana más necesaria de recuperar en este tiempo.