67 Años

Alfredo Pérez Rubalcaba, Vicepresidente y Mº de Interior
Fotografía: Alfredo Pérez Rubalcaba, Vicepresidente y Mº de Interior
Alfredo Pérez Rubalcaba, Vicepresidente y Mº de Interior
Alfredo Pérez Rubalcaba, Vicepresidente y Mº de Interior

Los sindicatos irán a una nueva huelga general. Es más que probable. 

El Gobierno y ellos, a pesar de los esfuerzos de Rubalcaba y el dolor de Cándido, han hecho público antes de los encuentros de las últimas horas por donde no pasarán. Para los sindicatos mover hacia arriba la edad de jubilación es innegociable, y el Gobierno no está autorizado a abandonar ese lienzo de la muralla so pena de que los mercados y sus jaurías locales le rebanen el cuello ya. Así están las cosas. El Gobierno también en esta partida tiene las cartas del perdedor en cualquier circunstancia, pues si no cede en el fetiche de los 67 años será puñeteado por una nueva huelga general, y de pactar serán los “moodys” quiénes le harán lonchas con su alfanje de dinero falso. Los sindicatos, en cambio, no tienen un panorama tan cantado. Saben que en esta ocasión sus demandas empatizan mejor con el ciudadano, pues eso de la pensión era lo único que hasta ayer le reservaba el futuro como cierto. Además, pasan los meses y la crisis continúa engolfada con nosotros como esas borrascas antiguas que no levantaban hasta hacer añicos todos los pontones. El ciudadano está, sí, asustado y perplejo, pero también hasta las narices de todo lo que ocurre. Lo sindicatos lo palpan y se animan pensando que en este segundo asalto las cosas le van a ir mejor. Observan como se suceden medidas de reforma, que son recortes sociales o cambios de modelos económicos, sin que proteste la izquierda organizada y menos aún la sociedad civil. Intentaran llenar ese vacío, contar desde las tribunas previas y posteriores a la protesta que la izquierda no ha muerto, que es solo el PSOE quien se hace el haraquiri por la impericia de sus dirigentes. Y algo más, saben que en esta ocasión no van a sufrir a las “Esperanzas Aguirre”  descubriéndoles sus vergüenzas, sino muy al contrario, que saludarán la bondad de su empeño y apreciarán su valentía. Así pues, de no mediar milagro Rubalcaba, huelga general habemus. En febrero.

Artículos relacionados

Un comentario en “67 Años”

  1. Ultimamente las entradas son ácidas y rigurosas como siempre, pero con una carga cada vez más elevada de pesimismo. Los tiempos no son buenos, no cabe duda, pero habrá que pelear con lo que se nos ponga por delante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Cerrar

Acerca de este blog

Este blog nace de la necesidad de contar algo, por insignificante que sea, sobre todo aquello que me interesa o inquieta y que casi siempre tendrá relación con la comunicación humana en su sentido más amplio.

La política, la economía, las artes, los placeres de la vida, como la gastronomía, el cine o la literatura tienen aquí cabida. El mundo actual en crisis se ha convertido en una noria de opiniones libérrimas, con frecuencia desencajadas, que se afanan en la crítica feroz más que en tejer futuro.

Los líderes sociales de aquí y allá, lo admitan o no, se han quedado sin respuestas. Continúan sus tareas con torpeza ayudados por viejas recetas que abandonan de inmediato porque ninguna le sirve.

En esta especie de equivocación colectiva en la que estamos embarcados, este bloguero sólo pretende vivaquear en nuestro azaroso caminar a tientas con la pretensión de encontrar en alguna ocasión esa pepita de luz que nos recuerde que la esperanza es la emoción humana más necesaria de recuperar en este tiempo.