Anticipación

Verán, aunque parezca poco creíble, los partidos políticos también trabajan en la preparación del futuro. El debate entre la cúpula de los socialistas madrileños y la dirección nacional de su partido va de eso: se pugna por quién liderará el socialismo español mañana y, no tanto, si este candidato/a puede acarrear más o menos votos a un partido socialista de Madrid exangüe y, a lo que se ve, sin futuro. El debate de Madrid anticipa la sucesión de Zapatero como candidato a la presidencia y, acaso, como secretario general del PSOE. Así pues, ojo al dato, detrás de la lucha por las candidaturas a la presidencia y alcaldía de Madrid , se esconde el posible relevo de Zapatero. Los peones, alfiles, caballos y torres que ahora se mueven obedecen a jugadas que tendrán su efecto más adelante en el tiempo, no sólo son necesarias de cara a septiembre, mes en el que los socialistas deben nominar a candidatos a ayuntamientos y comunidades. Existe demasiada literatura política que indica como posible la renuncia de Zapatero a repetir como candidato a la presidencia del gobierno; de la misma manera que existe un interés máximo en destacados dirigentes del PSOE en que continúe sea cuales sean las expectativas de voto para ellos. Así pues, como el campo está tan abierto, hay que ir acotándolo. Y para los aparatos, lo primero son los candidatos. Si el PSOE coloca lo mejor de su banquillo en ligas regionales o municipales algo se nos está diciendo: o se intenta que no haya candidatos adecuados para reemplazar al líder y forzar a la continuidad o, por contra, se pretende despejar el terreno para que un tapado/a pueda serlo sin mayor oposición puesto que los mejores ya han sido colocados. Todo se verá, aquí nadie puede dar carpetazo.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Cerrar

Acerca de este blog

Este blog nace de la necesidad de contar algo, por insignificante que sea, sobre todo aquello que me interesa o inquieta y que casi siempre tendrá relación con la comunicación humana en su sentido más amplio.

La política, la economía, las artes, los placeres de la vida, como la gastronomía, el cine o la literatura tienen aquí cabida. El mundo actual en crisis se ha convertido en una noria de opiniones libérrimas, con frecuencia desencajadas, que se afanan en la crítica feroz más que en tejer futuro.

Los líderes sociales de aquí y allá, lo admitan o no, se han quedado sin respuestas. Continúan sus tareas con torpeza ayudados por viejas recetas que abandonan de inmediato porque ninguna le sirve.

En esta especie de equivocación colectiva en la que estamos embarcados, este bloguero sólo pretende vivaquear en nuestro azaroso caminar a tientas con la pretensión de encontrar en alguna ocasión esa pepita de luz que nos recuerde que la esperanza es la emoción humana más necesaria de recuperar en este tiempo.