Tiempo de Reformas

Que Rajoy es un lastre para la gula electoral de los populares es una realidad. No remonta en aceptación popular ni en el peor momento de Zapatero. Pero acaso esta no sea la peor noticia para nuestra derecha política, pues podrían ganar con su tiro. Están atacados por otro mal más difícil de resolver que el cambio de cartel

electoral: no emiten novedad alguna desde hace años, ni ideas, ni proyectos, ni alternativas. Nada. Viven de las rentas del aznarismo peleón, que trajo las políticas neocons de Bush y logró encastrarlas en un programa de acción política leñero que tuvo como principal hallazgo la recuperación comme il faut de nuestra derecha más dura. 

El PP vive de ello y de la debilidad de Zapatero, al que ha logrado endosar la responsabilidad de la crisis en su totalidad. Y ahí está, esperando que el leonés se achicharre. Pero, ¿es una política suficiente para ganar?. Pudiera ser, pero no debería confiarse. Si el problema es que nada se les ocurre, les sería útil buscar por esos mundos de dios buenas ideas para llamar la atención ciudadana. Da la impresión de que el hundimiento provocado por las fórmulas neocapitalistas que ellos promovieron, también los ha sepultado. Puede advertirse, además,  que el capitalismo cambia de reglas y se recompone, pero no se aprecia igual destreza en aquellos partidos que normalmente lo siguen y defienden. La deriva de Berlusconi, Sarkozy o Merkel es decepcionante. Por tanto, si el PP lo fía todo al hundimiento de Zapatero, puede errar. Porque, sí, el Presidente está francamente tocado, pero lo sabe y trata de poner remedio. De momento, ha abierto un increíble proceso de reformas, algunas muy novedosas y arriesgadas, por tanto, atractivas, que mucho me temo que sus efectos puedan ser anulados solo negándolas. Porque puede ocurrir que Rajoy se encuentre criticando con dureza sus políticas solo porque vengan servidas por Zapatero. Y ojo, si en algo se manejan bien los socialistas es en las reformas.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Cerrar

Acerca de este blog

Este blog nace de la necesidad de contar algo, por insignificante que sea, sobre todo aquello que me interesa o inquieta y que casi siempre tendrá relación con la comunicación humana en su sentido más amplio.

La política, la economía, las artes, los placeres de la vida, como la gastronomía, el cine o la literatura tienen aquí cabida. El mundo actual en crisis se ha convertido en una noria de opiniones libérrimas, con frecuencia desencajadas, que se afanan en la crítica feroz más que en tejer futuro.

Los líderes sociales de aquí y allá, lo admitan o no, se han quedado sin respuestas. Continúan sus tareas con torpeza ayudados por viejas recetas que abandonan de inmediato porque ninguna le sirve.

En esta especie de equivocación colectiva en la que estamos embarcados, este bloguero sólo pretende vivaquear en nuestro azaroso caminar a tientas con la pretensión de encontrar en alguna ocasión esa pepita de luz que nos recuerde que la esperanza es la emoción humana más necesaria de recuperar en este tiempo.