Vendaval de pesimismo

19 noviembre, 2018
Leer más

No te hagas selfies en La Casa del Pozo, por favor

15 noviembre, 2018
Leer más

Humor errado

12 noviembre, 2018
Leer más

La mala reputación

Paula Nevado

Georges Brassens – el cantante poeta francés que nos dejó una montaña de vinilos en los que sonaba la vida sin hojarasca: saliva y poema; pobreza y opresión, y la necesidad tanto de protestar como de amar siempre y en cualquier circunstancia – logró que entre su torrente de canciones Seguir leyendo

El entierro infinito

Paula Nevado

La movida de los restos de Franco ya no mola ni a los más acérrimos antifascistas. El gobierno lo lleva mal y la Iglesia católica peor. Los únicos que permanecen inmutables y en su sitio son los Franco, arrogantes y retadores como postreros y ricos camisas viejas. Demasiados días – Seguir leyendo

La bodeguita de Mario

Paula Nevado

La antigua estación de trenes de Valladolid recibe hoy al modernísimo AVE. Toda ella es una acicalada anciana de cien años. Pero su entorno no, cambia con la rapidez de nuestro tiempo. Edificios modernos y casas caras se adueñan de la añeja calle Estación derribando su tétrico tapial. Las fachadas Seguir leyendo

Escalofrío en el Supremo

Paula Nevado

El pasado jueves 25 de octubre, el Presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, y Rodrigo Rato – camino de la cárcel – pidieron perdón a los españoles. El primero se presentaba humilde ante la sociedad tras el escándalo de haber parado un fallo de una de las secciones de la Seguir leyendo

Qué me gusta, qué detesto

Paula Nevado

Recibo un Whatsapp de un alumno de máster universitario. Me sorprende y divierte al tiempo. Me pregunto si no será otro masterfake. Pero no lo parece. Un profesor amigo le dio mi teléfono. Quiere hacer unas cuantas preguntas sobre mis artículos de Buena Digestión. No entiendo por qué. No soy Seguir leyendo

De prostíbulos y herriko tabernas

Paula Nevado

Nuestra olla política cuece con ebullición desmedida: putas, herriko tabernas y Waterloo. Nos movemos más allá de la irritación casi circense de nuestras derechas y los increíbles equilibrios malabares del presidente Pedro Sánchez para sacar los Presupuestos Generales del Estado. Entre tanto, la cocina del mundo enfría su optimismo económico Seguir leyendo

Más y mejores camareros, por favor

Paula Nevado

Hace tres o cuatro años, era agosto, fuimos a comer al nuevo restaurante Atrio, de Toño Pérez, en el casco histórico de Cáceres. Una riada de emociones y millones de sensaciones. Un lujo. Si tuviera memoria escribiría folios y más folios de aquella tarde. Me quedan solo impresiones y algunas Seguir leyendo

Los gritos del fantasma

Paula Nevado

Las voces contra el Presidente del Gobierno vuelven con el desfile militar del 12 de octubre. Se nota que ha llegado de nuevo un socialista a la Moncloa. Rodríguez Zapatero aguantó estoico durante años grandes escandaleras de derechistas, muchos de ellos, como se conoció en su momento, militantes del PP. Seguir leyendo

Los confetis nos asfixian

Paula Nevado

Los cascos históricos de las grandes ciudades, o simplemente las áreas comerciales y de ocio céntricas, se vienen convirtiendo en un caos de personas, terrazas, tráfico y basura. Su mayor problema no es la proliferación de pisos turísticos con sus consecuencias de masificación forastera y expulsión del vecindario tradicional a Seguir leyendo

El Guernica es un bulo

Paula Nevado

Los estragos del bulo y las noticias falsas que inundan el mundo no son ajenos a España. Cada día se incorporan más personas y estudiosos para profundizar en un fenómeno tan dañino. Clara Jiménez es una joven que, desde la web maldita.es, nos muestra los trabajos de verificación de noticias Seguir leyendo

Cerrar

Acerca de este blog

Este blog nace de la necesidad de contar algo, por insignificante que sea, sobre todo aquello que me interesa o inquieta y que casi siempre tendrá relación con la comunicación humana en su sentido más amplio.

La política, la economía, las artes, los placeres de la vida, como la gastronomía, el cine o la literatura tienen aquí cabida. El mundo actual en crisis se ha convertido en una noria de opiniones libérrimas, con frecuencia desencajadas, que se afanan en la crítica feroz más que en tejer futuro.

Los líderes sociales de aquí y allá, lo admitan o no, se han quedado sin respuestas. Continúan sus tareas con torpeza ayudados por viejas recetas que abandonan de inmediato porque ninguna le sirve.

En esta especie de equivocación colectiva en la que estamos embarcados, este bloguero sólo pretende vivaquear en nuestro azaroso caminar a tientas con la pretensión de encontrar en alguna ocasión esa pepita de luz que nos recuerde que la esperanza es la emoción humana más necesaria de recuperar en este tiempo.