Cocido con ozono

19 octubre, 2017
Leer más

Ese ogro llamado 155

16 octubre, 2017
Leer más

Un reserva de 2010

13 octubre, 2017
Leer más

De nuevo las banderas

Paula Nevado

El pasado lunes muy de mañana, al caminar hacia el trabajo, me sorprendió el intenso colorido de numerosas banderas españolas moteando decenas de fachadas. Por un momento sentí la opresión del flamear patriótico de antes. Pero no eran las banderas de antes, eran los mismos colores que se oponían con Seguir leyendo

La rebelión de los galeotes

Paula Nevado

Los aeropuertos nos sorprenden de nuevo las últimas semanas. Y no es por causa de dramáticos accidentes, sus aglomeraciones, retrasos y esos restaurantes y tiendas que dan galipuches y malas prendas de algodón a precios de esquilma como me he referido en comentarios anteriores. Son las personas que allí operan Seguir leyendo

1-O o la vergüenza

Paula Nevado

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, pronunció la noche del domingo día 1 esta frase que seguramente comparte la mayoría: “Hoy ha sido un día triste para nuestra democracia, la imagen exterior de España y sobre todo para la convivencia”. Un día que cerró con el alborozo del movimiento Seguir leyendo

Caramelos clandestinos

Paula Nevado

Algunos días Clos y yo distraemos la comida del mediodía tomando un bocadillo sentados en el banco que no tenga cagadas de paloma en la gran plaza frente a nuestra oficina. Nos relajamos con el movimiento del asfalto. Porque ya no observamos lo que ocurre en la rúa aunque la Seguir leyendo

España reseca

Paula Nevado

La insubordinación catalana lo oculta todo. Pareciera que nada más sucede en España y acaso en el mundo entero. Pero todos sabemos que no es cierto; es más, el conflicto catalán contamina a no pocos asuntos políticos, económicos y de convivencia más allá de los alrededores de Barcelona: por ejemplo, Seguir leyendo

Un influencer llama a tu puerta

PAULA NEVADO

Algunos (o muchos, no se sabe) bloggers, youtubers e influencers quieren comer en restaurantes chic o dormir en hoteles con encanto por la cara. El menudeo de este tipo de activistas de la imagen, la pluma y el espectáculo está creciendo a modo de creer a Begoña Rodrigo, chef de Seguir leyendo

Un mundo sin referencias

Paula Nevado

Mi vecina Angus no cree a los alarmistas,  sabiondos, enterados, modernos ni a los lectores apresurados de artículos refritados de informes científicos (o que así se venden). Y tampoco a los que interpretan los prospectos de las medicinas. Su penúltima respuesta sabia la recibió una vegana integrista como si de Seguir leyendo

La grieta catalana

Paula Nevado

La enorme grieta que vino creciendo en el muro del embalse se abrió al fin. Las aguas del pantano ya bajan roncas y legamosas por las ramblas catalanas (sí, también por las Ramblas). Todos los catalanes y la mayoría del resto de españoles estamos en tensión. Ahora nadie sabe si Seguir leyendo

Atracón de turistas

PAULA NEVADO

Terminan las vastas vacaciones de agosto: masas, sangría, calor y selfies. Un año más de récord, de maravillosas cifras sobre las que colgar millones de banderolas rotuladas con palabras que nadan junto a la felicidad. Sí, las cifras oficiales, los comunicados que difunden los grandes fabricantes, empresas de distribución, restauración Seguir leyendo

Cerrar

Acerca de este blog

Este blog nace de la necesidad de contar algo, por insignificante que sea, sobre todo aquello que me interesa o inquieta y que casi siempre tendrá relación con la comunicación humana en su sentido más amplio.

La política, la economía, las artes, los placeres de la vida, como la gastronomía, el cine o la literatura tienen aquí cabida. El mundo actual en crisis se ha convertido en una noria de opiniones libérrimas, con frecuencia desencajadas, que se afanan en la crítica feroz más que en tejer futuro.

Los líderes sociales de aquí y allá, lo admitan o no, se han quedado sin respuestas. Continúan sus tareas con torpeza ayudados por viejas recetas que abandonan de inmediato porque ninguna le sirve.

En esta especie de equivocación colectiva en la que estamos embarcados, este bloguero sólo pretende vivaquear en nuestro azaroso caminar a tientas con la pretensión de encontrar en alguna ocasión esa pepita de luz que nos recuerde que la esperanza es la emoción humana más necesaria de recuperar en este tiempo.